30 mayo 2008

The office: cuarta temporada

Cuando Joey salía con Dawson, queríamos que se liara con Pacey, pero en cuanto lo hacía enseguida queríamos que volviera con Dawson. Siempre es así. Por eso nos moríamos de miedo al imaginarnos que algún día la historia de amor entre Pam y Jim se haría realidad. Teníamos miedo de que se acabara la magia. La pregunta era ¿Queda algo después de la pasión? y gracias a Dios la respuesta fue sí.

Pam y Jim empezaron una historia de amor pero nosotros prácticamente no la veíamos. Solo podíamos hacerlo cuando la cámara estaba en el lugar preciso. Un gran acierto. Eran novios pero habían decidido disimular. Era una simulación también para nosotros, por si acaso. Era un amor desapercibido y secundario. Por mí perfecto.

A lo largo de la temporada la relación tuvo que dar un paso más y solo había un camino posible, la pedida de mano. En Cheers, después de cien mil capítulos de amor, rupturas, peleas y vueltas, un buen día Sam decidió pedirle a Diana que se casara con él, entonces ella dijo que no. Pero dijo que no porque Sam había elegido una situación horrorosa para declararse, ella quería un momento mágico. Así que Diana después del no, se lo explicó, claro. Pero Sam ya no podía más. Había vivido durante casi 8 años los altibajos de Diana y entonces le dijo "Que no quieres? Pues eso es lo que vas a tener". Y claro, otra ruptura. Pero estuvo bien, porque después de una boda ¿qué queda?.

Así que con Pam y Jim había que hacer algo parecido. Se sacaron de la manga una situación fantástica. Jim quiere declararse de la mejor manera posible, sin embargo todo le sale mal y nunca es el momento. Pam lo espera con ansias y cree que Jim no está por la labor. Eso solo puede llevar a la ruptura. Y será fantástico porque así desearemos que se líen de una vez, que es lo divertido. (¿Saben que los fans de Pam y Jim se llaman Jams?).



Ese es el cambio más claro de esta cuarta temporada. Pero hubo muchos más y fueron tantos que al principio nos sentimos decepcionados.

Primero, nos sorprendieron con 4 capítulos de 40 minutos que nos dejaron fríos porque los formatos están para respetarlos y una vez al año está bien, pero cuatro veces seguidas no. Segundo, todos los secundarios tenían sus entrevistas, hasta Stanley y Kevin hablaban a la cámara. Michael vivía feliz con Jan y Ryan se había convertido en una especie de yuppi chiflado.

The office es una serie limitada. Limitada por su escenario, por sus personajes... Todo se reduce, salvo excepciones, al horario de oficina y lo que suceda tiene que estar relacionado con el trabajo o en la mayoría de los casos con las consecuencias de no trabajar cuando hay que hacerlo. No es una sitcom normal. Y la cuarta temporada dio un paso más, de una manera nada sutil con el único fin de ampliar horizontes. Y vaya si los amplió. Por alguna razón lo mejor de la serie sucede fuera de la oficina. El viaje de Michael para declarar en el juicio por el despido de Jan, la discoteca en la que Ryan se pasa con la coca o el mejor capítulo de la temporada: la cena en casa de Jan y Michael.

Dos cosas me llaman la atención de esta temporada. Por un lado la decisión de no aprovechar el talento de un cómico como Ed Helms, cosa que no me molesta para nada, porque su personaje es demasiado histriónico. Pero es que había momentos en que Andy aparecía y yo pensaba "¿Pero no se había vuelto a Nueva York?".

Y por otro lado, el cambio -al menos a mí me lo parece- del personaje de Michael, que nunca había sido muy mujeriego (hubo un momento en la temporada dos que hasta pensamos que era gay por su capricho con Ryan) y ahora está despendolado. Que si pide citas a ciegas, que si la modelo de la revista, que si la nueva de recursos humanos... ¡Ay la nueva! Qué gran acierto. Cómo me gusta. Y ese juego que se trae con Kevin ¡qué genialidad!

A pesar de que mi capítulo favorito es el de la cena en casa de Michael, cuando pienso en esta temporada veo la escena de Stanley cantándole las cuarenta a Michael. Tardó cuatro años en hacerlo pero sus palabras, aunque ciertas, ya habían caducado. Michael ha madurado, Stanley no lo sabe porque no ve el documental pero nosotros sí. Vale, vale, se pasó con el regalito para Tobby pero por Dios ¿Quién puede querer a Tobby?

12 comentarios:

paulinha dijo...

SI VAIS POR LA PRIMERA TEMPORADA DE DEXTER NO LO LEAIS.
Hola! no leí este post completo porque es la siguiente serie a la que pienso engancharme, es lo que tiene que tu compañera de piso se lleve la tele :( la echaré de menos... y a mi compañera también xD así que no me queda más remedio que engancharme a series. Una pregunta... en el final de un capítulo de Dexter se ve quien es el asesino del hielo. Habías/habíais intuído en capítulos anteriores de quien se trataba?
Un biko

Mer dijo...

creo que se sabe varios capítulos antes del final

Ana dijo...

Nunca miré estas séries,en que cadena la echan?.
La de Dexter me llamó la atención.

Besitos

Monkey Bite dijo...

Adoro la serie, pero estos ultimos episodios me han dado una preocupante sensacion de inicios de decadencia, de agotamiento, de no saber muy bien como seguir sin romper ese formato laboral. Solo espero que no pretendan expandir horizontes sacrificando un modelo que les ha llevado muy arriba.
The office es the office y tiene que ser corto y repetitivo, por definición :)

Mer dijo...

Pensemos que esta temporada fue caótica para toda la ficción americana. Solo se ha salvado Lost, y justamente por eso, porque han juntado tramas en menos capítulos.

Hay que pensar que la siguiente temporada será infinitamente mejor.

Arual dijo...

Estoy bajándome la primera temporada de THE OFFICE así que no he leído el post, me resistía pero al final me he animado.
Estoy contigo en que la huelga nos ha fastidiado y bien. Las temporadas cortas y mal acabadas en su mayoría. Esta noche veré la "season finale" de LOST (el 12+13+14), a ver qué tal, pero ayer me vi la de PRISON BREAK y sinceramente ha perdido toda la emoción que se había impregnado a lo largo de la temporada que por cierto me estaba gustando mucho más que la segunda y con diferencia. Por no hablar del churrete que les salió con la segunda de HEROES. En fin esperemos tiempos mejores para las próximas temporadas...

Beebop dijo...

Sí, es probable que el bajón de the office se deba en parte a la huelga. De todas formas, esos episodios de 40 min es cierto que no ayudan.
A ver qué tal está la próxima.
Sobre el episodio de Stanley, creo que la resolución de la trama es floja, le falta un gran gag. El final sí que está genial, con ese "venga, todos fuera menos Phyllis" XDDD

joanarcaic dijo...

que buena que es LEX. en serio, cojonuda. para enmarcar.
en serio, o sea, es un puto chiste. todo es una broma.......
jugar a ser David E Kelly tiene peligro............
la mejor frase, mejor entonada "ay gonzalo no seas superficial"...........

joanarcaic dijo...

"spera", "spera"......
que la seqüencia del prota acordandosé que en el lavabo del testigo había una fulana, es de antologia. joder, ya puesto, después de la chica tenía que salir Benjamine Linus, un oso polar, Sawyer, etc....

joanarcaic dijo...

mejor "concecto" de Lex:
empezar con la frase "este crío ha visto muchas pelis yanquis" y terminar el alegato final con el prota hablando de cara al público......esperando ¿qué? ¿Que pidan clemencia por la acusada?..........
en serio, no queriendo hacer una serie de humor les habría salido algo mas chisto, cutre y risible (a ver cuando tardan en reconvertir la série en plan "Los hombres de Paco").............
por cierto ¿Quién penso que eso de fucionar a House y a Bizcochito funcionaría?

Dante dijo...

Hola mer,
he llegado a tu blog por la entrada de "The office", me encanta esta comedia. Yo vi las 3 temporadas de la serie y me gustaron mucho, sobre todo el final redondo que tiene. Hace poco intenté buscar la cuarta y solo pude conseguir el capítulo 2 y 5, nadie dispone en la mula del resto, si sabes cómo conseguirlo estaría genial. Aunque he de decir que lo que he visto he notado que la serie debería haberse terminado en la tercera, parece que ya no hay nada que decir y Michael Scott ya no tiene la gracia que tenía antes. Los personajes me parecieron gastados, tienes razón en que parece que ya se dijo todo y ya no queda nada más en el tintero.

Mer dijo...

Estoy de acuerdo, creo que debería haberse terminado en la tercera porque la gracia de la serie está en que sea un documental. Está tan subrayada la presencia de la cámara y de esos personajes en Off que hacen preguntas y hasta proporcionan información (también en off) a los protagonistas, que es inevitable la pérdida de naturalidad. Ningún rodaje de documental puede durar tanto tiempo. Pero bueno, que no pasa nada, que por mí vería 10 años a Michael Scott.

No se preocupe, que la cuarta gana mucho a partir del 4º cap. Hay momentos memorables a la altura de cualquier temporada anterior.

para los capítulos vete a tusseries.com o argenteam.net