30 septiembre 2013

Breaking Bad: series finale

No leas si no has visto el último capítulo de Breaking Bad.


Breaking Bad. S5Ep16: Felina. 


Dicen por ahí que el título es por los tres elementos químicos: hierro, litio y sodio que sería lo mismo que decir "Sangre, meta, lágrimas". Bonito ¿eh?

Sabíamos que nos iba a gustar, pero ¿tanto? Demasiada perfección aturulla. Una se queda pensando  ¿qué mierda podemos ver después de esto? ¿cómo se puede superar algo así?

Nunca ha habido un capítulo ni medio mediocre, todo ha sido siempre de un nivel más allá de lo lógico. No sólo fue un final grandioso, sino que fue el mejor capítulo de la historia de la serie.

Cuando es así, la tristeza deja paso a la admiración. No podemos sentirnos mal porque haya acabado, debemos ser felices por haberla vivido.

Ha habido muchas cosas maravillosas en el capítulo pero yo pienso guardarme 3: el planazo de la cocina, Walter alejándose tras mirar por última vez a su hijo y la despedida final, el duelo al anochecer sin armas, las cabezas asintiendo que "estamos en paz, Jessie". "Sí Sr. White, lo estamos".

Mierda, ya lloro de nuevo. 


Pero es que no se puede elegir!!! porque está ese principio con Walter hablando con Dios, llaves cayendo y PUM, nieve fuera y hasta asoma el sol. La redención iba a llegar, bitches. E iba a ser tremenda. 

El ricino, claro, para la puta de Lidia que morirá en la cama donde Mike le perdonó la vida años atrás.Y la Selvia!!! ¿desde cuándo lo sabían? Qué brillantez.

¡Y los químicos snobs! que parecen los padres de Marty después del viaje en el tiempo, viviendo una vida regalada. ¡Pues claro que no los iba a matar! ¿Cómo pudimos siquiera pensarlo? ¡Y esas lucecitas rojas! El punto de comedia para que además podamos despedirnos de los entrañables camellos de Jessie.

Y Skylar. ¿La perdonamos? Bastante tuvo con que todos por boca de su marido la llamáramos "puta zorra". Venga, ya está, ale, a vivir sin él. Como puedas, como nosotros.

Y Jessie, que perdona a su tutor, padre, amigo, socio al que odia pero adora, y se vuelve asesino por fin, pero de verdad, con sus propias manos, que ya era hora. Libre por fin, Feliz por primera vez.




Y Walter... que quería sentirse vivo. Skylar habla por nosotros cuando le pide que deje de decir que lo hace por su familia. Pues claro, fabricar meta era lo más parecido a la felicidad ...

Y Heisemberg, que consigue lo más grande: Jessie le ha dejado el legado. Muere en el lugar del crimen, en el lugar donde se cocina la droga más pura, la más azul, la obra maestra. Y ahora y para siempre ES EL PUTO REY.



10 agosto 2012

Community


No sé por qué razón hubo un día en que odié Community. Vi el piloto, me pareció exagerado, artificial y fue un no rotundo. Tan rotundo que pasaron 3 años hasta que volví al capítulo dos. Supongo que volví por la sequía veraniega, y porque le creí a mi novio cuando me contó que en comunidades bastante fiables se hablaba de un in crescendo notable.

Así que se hizo con las 3 temporadas y nos pusimos a verla. Cuando pasa eso, cuando te pegas un atracón de serie, es decir, 72 capítulos en dos semanas, tu vida cambia por completo. La cosa es que pudimos parar, pudimos estirarla en el tiempo, repartirla entre agosto y septiembre, y nos lo planteábamos cada día, unos segundos antes de darle al play. Y no, porque cuando una serie te entra, te entra hasta las entrañas. Y todo es maravilloso hasta que se acaba, y entonces te quieres morir porque cuando Community se va, tu vida sigue en Madrid pero tu corazón se queda en Greendale.


Community es una sitcom de 22 minutos creada por Dan Harmon y su piloto, como el de casi todas, cumple sin más. Nos presenta a los personajes, y creo que a mí me tiró para atrás por la cantidad de referencias cinéfilas que soltaban casi todos. No me gusta cuando se ve al creador en boca de cada personaje (como pasa en Girls). Además, de todos los secundarios posibles (que son infinitos), en el piloto sale el que menos me gusta, el profesor de Antropología, un tipo que no me hace ninguna gracia. Así que ante un piloto que me dio igual y con tanta serie que ver, hace 3 años tiré la toalla, aunque la presencia de Chevy Chase fuera un aliciente muy tocho.

La cosa es que en esas referencias está el quid de la cuestión. El piloto nos cuenta que aquí el leit motiv es y será siempre el "Club de los cinco" y vaya si lo es. Porque la serie toca el cielo en lo esencial: cuando los personajes están reunidos en la sala de estudio, Community es brillante.

La primera temporada cuaja enseguida, y cada capítulo va a más. Es imposible no hacerlo con la presencia de Ken Joang, el profesor de Español, que en el capítulo dos da el pistoletazo de salida para llevarnos a un universo cada día más absurdo. Un universo que no puede tener otra mascota que no sea el "Ser humano" perpetrado por Pierce y el decano.


Pero aunque la disfrutaba, a mí había una cosa que me mosqueaba bastante. La chica, la de la tensión sexual oficial, Britta, no tenía el sex appeal necesario para tenernos ahí pegados. No era Robin Sparkles. Era graciosa, pero tenía la cara como muy operada, su rubio no parecía natural, y la química con el bombón de Joel Mchale era nula. Era como muy artificial, muy metida con calzador. Y no hablo de belleza que con Pam y Jim en The office quedó claro que podemos babear con una pareja que no sea lo suficientemente mona. Hablo de carisma.

Así que mientras mi corazón y mi razón se debatían entre interesarse o no por los pormenores de esta pareja, Dan Harmon tomó la decisión de cargarse de un plumazo la tensión sexual, nada de amor, nada de parejas, nada de fondo, aquí a lo sumo vamos a preocuparnos por si llegamos a tiempo a la cafetería para tomarnos la ración de pollo frito. Y así la serie empezó a crecer y crecer, haciendo de lo referencial su identidad. Para conseguirlo necesitaba de un paladín y ese iba a ser Abed, un estudiante con Asperger, que sólo logra habilidades sociales cuando se pone en la piel de un personaje de ficción. Así que Dan Harmon, como buen cuarentón friki, juega a ser dios haciendo en cada capítulo el homenaje que merece toda esa ficción que lleva en el alma. Y todo esto pudo hacerlo porque la serie nunca fue un Friends, al no ser una bomba de rating, uno puede hacer creativamente lo que le de la real gana.


Los personajes son 7, son muchísimos y completamente distintos. Jóvenes, viejos, negros, blancos y todos han tenido que volver a estudiar porque por alguna traumática razón han visto interrumpida su formación universitaria. Es gracioso que un tipo de 40 años que está de vuelta de todo estudie en la universidad, pero lo es más que sea el mejor amigo de uno de 18. Así que aquí hay mucho de nostalgia ochentera: "Esta gente ha crecido en los ochenta, todavía usa el teléfono para llamar" dice Troy en un capítulo en el que Britta pide que escondan su móvil para no quedar con su ex. Y es mucho más eficaz cuando no lo hace de manera desenfrenada como en el horrible capítulo del videojuego en que los personajes son figuras de 8 bits.

Seguramente mis capítulos favoritos son el homenaje a Goodfellas, el de los zombies, el del paintball, por supuesto el de las 7 líneas temporales y más que todos, el del bolígrafo desaparecido. Mi ojito derecho es Annie, pero muero de amor por Jeff y si mañana me pide que lo deje todo, me voy corriendo (Mi novio me ha dado el visto bueno y dice que lo comprende).


La temporada dos me parece la mejor y con la tres lo pasé bastante mal. Y hay una razón, la misma que tuvo Chevy Chase para empezar su guerra particular contra Harmon. Resulta que como casi siempre, la gran estrella tiene problemas artísticos con el autor. La verdad es que Chevy Chase nunca había hecho nada lo suficientemente profundo como para criticar Community, pero lo hizo, se metió con Dan Harmon y tachó la serie de mediocre. Y yo, que la adoro, siento que el actor no se equivoca demasiado. Noté cada capricho de autor, y cuando esto pasa, lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva.

El problema vino cuando Harmon se volvió loco y se convirtió en un tirano del todo vale. Los capítulos se volvieron autorreferenciales y de pronto estábamos otra vez ante un capítulo de guerra de paintball (aunque sea un capítulo cojonudo, desprestigia al primero y parece que en realidad te has quedado sin ideas), en otro de animación, en otro de tienda de mantas...

También creo que la cosa empezó a ir mal cuando salieron de la escuela. De pronto alguien decidió que estar todo el tiempo en casa de Abed sería más divertido. 


Supongo que fue a mitad de la tercera cuando el bajón fue notorio. Y tocó fondo con el horrendo capítulo del videojuego de 8 bits, que encima en USA se emitió justo antes del doble capítulo final de temporada. Yo, mientras lo veía, me imaginaba a los pobres actores diciendo esas frases tan estúpidas en la lectura del guión y resoplando en voz alta y mirándose los unos a los otros con vergüenza. No sé en qué momento la serie perdió medio millón de espectadores y cuando esto pasa hay que cortar cabezas. 

Chase, creo que muy sabiamente, hizo todo esto público. Si estás haciendo una serie que se hunde, mejor deja clara tu postura para que no se te considere un loser, así que supongo que no le habrá molestado nada que Harmon sacara a la luz un mensaje telefónico en el que Chase lo ponía a caldo, con todos los insultos posibles pero dichos de manera elegante y sin perder la compostura. Harmon, anteriormente había soltado un speech contra Chase delante de todo el equipo en una fiesta fin de rodaje en la que por desgracia para él, casualmente estaban presentes la mujer y el hijo del actor. La razón del cabreo de Harmon era que que Chase había abandonado el set durante el rodaje del último capítulo  porque la escena no le parecía nada divertida.


La cosa es que después de varios rumores sobre la presencia o no de Chevy Chase en la cuarta temporada, al final han despedido a Dan Harmon (seguirá en la serie, pero ya no será el responsable) que será sustituido por David Guarascio y Moses Port (Happy Endings y Aliens in America). 

NBC ha anunciado que el estilo será el mismo pero no seamos soñadores, en realidad nadie está interesado por Community porque nunca fue una bomba. Y ya se sabe lo que pasa con estas series, las mueven al viernes y que sea lo que dios quiera. Pero quedémonos con lo bueno, no la han cancelado (porque querían conseguir los ansiados 100 capítulos para la sindicación) y nos regalan 13 más. 

A veces hay que cambiarlo todo para que todo siga igual. Y yo espero que la serie vuelva a su origen. Aunque me conformo con ver a todos los personajes en la sala de estudio aunque se miren y no digan nada. Bueno, que entre el decano con su disfraz y ya. Podría ser feliz con 13 capítulos así, pero ansío que vuelva la magia. Y por dios, que sea con Pierce Hawthorne, porque sin su maldad enternecedora, esta serie no sería la misma. 

20 julio 2012

Nominaciones a los Emmys 2012

Vengo muy consternada con estas nominaciones, por razones que prefiero enumerar en los diferentes apartados para no repetirme y porque se me pasa el tiempo de las lentejas.



Mejor serie dramática
Boardwalk Empire
Breaking Bad
Downton Abbey
Juego de tronos
Homeland
Mad Men

Pff! No tengo ni idea de cual va a ganar. Diría que Homeland, pero Juego de tronos es más reciente que creo que influye mucho y su segunda temporada fue infinitamente mejor que la primera. Creo que va a estar entre estas dos, lo firmaría ahora mismo y no sería justo porque Mad Men está nominada por su mejor temporada hasta la fecha y lo ganó por las anteriores. 

Y a pesar de todo lo dicho anteriormente, mi alma y mi razón van a muerte con Breaking Bad.


Mejor serie cómica
Big Bang
Curb your enthusiasm
Girls
Modern Family
Rockefeller Plaza
Veep

Super cómica Girls, claro que sí. No quiero que gane ni Big Bang Theory, ni Modern family ni por supuesto Girls, aunque no la puedo juzgar mucho porque no pasé del tercer capítulo y debo hacerlo porque se le prometí a toda  una legión de ultras en Facebook. 

No me entra en la cabeza que no esté Louie ni Como conocí a vuestra madre.

Llevo sólo una semana con Community, una serie que dejé después del piloto porque me pareció muy pasada de vueltas. Pero la cordura me hizo volver y ya soy tan fan que la reivindico aquí. Al menos está nominada a mejor guión. Que por cierto, el capítulo nominado a mejor guión de Girls es el piloto, lo cual no es muy esperanzador.

Ésta no fue la mejor temporada de 30 rock, ¿quizás por el embarazo de Tina Fey? Curb your enthusiasm está siempre en forma pero voy a apostar por Veep, que me parece sensacional.


Mejor miniserie o telefilm
American Horror Story
Game Change
Hatfields and McCoys
Hemingway and Gelhorn
Luther
Sherlock

A muerte con los Hatfields y los MacCoys!!!! ¿Alguien entiende qué hace American Horror Story aquí?


Mejor actor dramático
Hugh Bonneville por Downton Abbey
Steve Buscemi por Boardwalk Empire
Bryan Cranston por Breaking Bad
Michael C. Hall por Dexter
Jon Hamm por Mad Men
Damien Lewis por Homeland

Yo estoy con Bryan Cranston, pero ojo con Damian Lewis.

Mejor actriz dramática
Kathy Bates por Harry's Law
Glenn Close por Daños y perjuicios
Claire Danes por Homeland
Michelle Dockery por Downton Abbey
Julianna Margulies por The Good Wife
Elisabeth Moss por Mad Men

Claire Danes sin ninguna duda.

Mejor actor dramático de reparto
Aaron Paul por Breaking Bad
Giancarlo Esposito por Breaking Bad
Brendan Coyle por Downton Abbey
Jim Carter por Downton Abbey
Peter Dinklage por Juego de Tronos
Jared Harris por Mad Men

Tengo un poco de miedo por los actores de Downton Abbey que arrasan. No he visto la segunda porque me aburrió muchísimo el primer capítulo y claro, no me gusta verlos en todas las categorías. Mi voto es para Peter Dinklage. Pero el corazón se me divide en dos porque muero de amor por Aaron Paul.

Mejor actriz dramática de reparto
Anna Gunn por Breaking Bad
Maggie Smith por Downton Abbey
Joanne Froggatt por Downton Abbey
Archie Panjabi por The Good Wife
Christine Baranski por The Good Wife
Christina Hendricks por Mad Men

¿¿y Lena Heady??? ¡¡¡Qué mierda es ésta!!!! ¡Christina Hendricks por supuesto!



Mejor actor cómico
Alec Baldwin por Rockefeler Plaza
Don Cheadle por House of lies
Louis CK por Louie
Jon Cryer por Dos hombres y medio
Larry David por Curb your enthusiasm
Jim Parsons por Big Bang

¡House of lies es tan mala! Me quedo con Louie, pero no ganará.

Mejor actriz cómica
Zooey Deschanel por New Girl
Lena Dunham por Girls
Edie Falco por Nurse Jackie
Tina Fey por Rockefeller Plaza
Julia Louis-Dreyfus por Veep
Melissa McCarthy por Mike & Molly
Amy Poehler por Parks and Recreation

Miren que la odié toda la vida. Me caía mal, no sé si porque sobreactuaba o por esas greñas que llevaba, pero en Veep está MARAVILLOSA haciendo de vicepresidenta y ¡me vuelve loca que se parezca tanto a Ana Botella! El Emmy debe ser y será para Julia Louis Dreyfus.

Mejor actor cómico de reparto
Ed O'Neill por Modern Family
Jesse Tyler Ferguson  por Modern Family
Ty Burrell por Modern Family
Eric Stonestreet por Modern Family
Max Greenfield por New Girl
Bill Hader por Saturday Night Live

Éste es el apartado en el que siempre gana Modern family ¿no? Qué pereza.

Mejor actriz cómica de reparto
Mayim Bialik porThe Big Bang Theory
Kathryn Joosten porMujeres desesperadas
Julie Bowen porModern Family
Sofia Vergara porModern Family
Merritt Wever porNurse Jackie
Kristen Wiig porSaturday Night Live

Bueno, a ver. Me parece muy triste que sólo esté Kathryn Joosten de Desperate Houswives porque éste era el momento de Marcia Cross, pero también es verdad que sería por sus escenas tristes y yo siempre he defendido que en comedia debe ganar una actriz cómica. Me gusta Merrit Wever, pero no me pronuncio porque no tengo ninguna que me vuelva loca. Y las de Modern family me parece que están pasadísimas.

Mejor actriz en miniserie o telefilme
Connie Britton por American Horror Story
Ashley Judd por Missing
Nicole Kidman por Hemingway & Gellhorn
Julianne Moore por Game Change
Emma Thompson por The Song of Lunch

¿Ashley Judd por Missing??? ¿Estamos locos? Primero, está como el culo, ella y la serie en su totalidad ¿Pero es una miniserie? ¿Con 10 capítulos? ¿Qué coño pasa este año?. Me gusta Connie Britton pero como no he visto a las otras, me abstengo.

Mejor actor en miniserie o telefilme
Kevin Costner por Hatfields & McCoys
Benedict Cumberbatch por Sherlock
Idris Elba por Luther
Woody Harrelson por Game Change
Clive Owen por Hemingway & Gellhorn
Bill Paxton por Hatfields & McCoys

Kevin Costner sí o sí. Ni he terminado de leer la lista, me he venido a escribir nada más leer su nombre.

Mejor actriz de reparto en miniserie o telefilme
Frances Conroy por American Horror Story
Jessica Lange por American Horror Story
Sarah Paulson por Game Change
Mare Winningham por Hatfields & McCoys
Judy Davis por Page Eight  

Jessica Lange, claro.

Mejor actor de reparto en miniserie o telefilme
Denis O'Hare por American Horror Story
Ed Harris por Game Change
Tom Berenger por Hatfields & McCoys
David Strathairn por Hemingway & Gellhorn
Martin Freeman por Sherlock

Tom Berenger, que está irreconocible.

Mejor actriz invitada en serie dramática
Martha Plimpton por The Good Wife
Loretha Devine por Anatomía de Grey
Jean Smart por Harry's Law
Julia Ormond por Mad Men
Joan Cusack por Shameless
Uma Thurman porSmash

Una Thurman porque está fantástica y porque la maravillosa Smash tiene que ganar algo!
Pero ojo, que en cuanto vi a Julia Ormond pensé que merecía este Emmy más que nada en el mundo.



Mejor reparto en serie de drama
Boardwalk Empire
Downton Abbey
Juego de tronos
The Good Wife
Homeland
Mad Men

Todos son cojonudos pero creo que el de Juego de Tronos es una puta maravilla.

Mejor reparto en serie de comedia
The Big C
Girls
Modern Family
New Girl
Nurse Jackie
Veep

Me va a joder que gane Modern family, porque el mejor reparto es el de Veep.


PD: por favor diosito mío, que no gane Girls que si no mi amigo Cristóbal me va a llenar el muro de fotos de Lena Dunham en bragas! (no sé si tendrá fotos vestida)


Gracias a Los extras por la lista.

 

26 junio 2012

Chicas

Cuando los modernos encumbran una serie écahate a temblar. De pronto en una semana los estados de Facebook se vuelven clones, todo el mundo la ha visto y es la favorita de ese que no tiene tele, y sólo se baja cosas de la BBC porque hasta la HBO le parece comercial.

Hace unos meses fue Black Mirror (¿Quién se acuerda de ella?) y ahora le toca el turno a Girls. Una especie de Sexo en Nueva York con gente fea y desempleada.

Hablar de fealdad aquí es fundamental. Porque la fealdad en una serie americana significa una cosa: realidad. La gente de la calle, nosotros, los espectadores no somos para nada guapos, no llevamos el pelo tan maravilloso como Rachel, ni estamos tan delgados como Mónica, ni tenemos los zapatos de Carrie, ni la dentadura perfecta de Samantha. Ni siquiera tenemos la astucia verbal de Sienfield. Somos descaradamente normales, aburridos, feos, gordos y a veces vamos por la calle con el pelo sucio.

Si apuestas por una serie de feos, o sea, de gente normal (en serio, yo creo que no tengo ningún amigo tan feo), dame un poco de verdad.

Girls tiene el problema que va de la realidad descarnada a la ficción más inverosímil en un plis plas.

Por ejemplo, el capítulo 2 empieza con un polvo muy divertido, la prota se somete a las perversiones marcianas de su supuesta pareja. La escena es divertidísima y muy melancólica, todos sabemos que esta chica no puede aspirar a más, ella lo sabe, él lo sabe y no se trata sólo de su fealdad, es que es tonta del culo. 


Pero en el mismo capítulo, un poco más tarde, tenemos a 3 amigas esperando en la consulta del médico a que llegue su amiga para que aborte. Las 3 se pasan la tarde (en Nueva York) esperando que su amiga se digne a ir a la consulta y esperan y esperan y hablan (forzosamente, claro, ¿qué van a hacer si no?) sobre sexo. Y mientras, la otra está por ahí echando un polvo cuando zas ¡le viene la regla! Todo super real, claro. 

La supuesta superficialidad de Sexo en NY envolvía un montón de verdad. En Girls sin embargo, los trazos de realidad se quedan en nada, porque ninguno de esos personajes son reales. Puede que haya algún momento real como el polvo de la primera escena, pero son solo apuntes de un montón de ideas frívolas, que tendrían sentido ojo, si fueran divertidas.


La única guapa del grupo, que tiene como unos 20 años suelta un "He venido a Nueva York por Rent" ¿Qué? ¡Tienes 20 años! No eres cantante, puede que la guionista que es una friki de cuidado adore Rent, tú no nena, tú no.

En un universo opuesto, ABC family ha estrenado la nueva serie de Amy Sherman Palladino (Gilmore Girls). Se llama Bunheads y es como si cogiéramos Las chicas Gilmore y contáramos la vida de Lorelai varios años antes. Y a mí me vale, esta mujer entiende de personajes y le salen bien así. La serie cuenta la historia de Michelle, una bailarina que deja su trabajo en Las Vegas para casarse a lo loco con un hombre del que no está enamorada pero que le promete paz en un pueblecito perdido de la mano de Dios. Un pueblecito donde su madre, que para que nos sintamos como en casa no podía ser otra que Kelly Bishop, es una excéntrica profesora de ballet.


 
Así que estamos ante el mismo conflicto, la madre y la hija (la suegra y la nuera) destinadas a estar juntas para siempre. No hay Rory, claro, al menos no una. Hay como cinco. Y lo bonito es que en sólo un capítulo cada una de estas delgadísimas y monísimas estudiantes de ballet se hacen imprescindibles. 

El problema es que a veces es muy teatral y a veces la prota está un pelín sobreactuada, pero se intuye que va a ir a mejor.

La serie es sólo para amantes de la cursilería pueblerina. De tazas de porcelana, flores en todos los rincones y tiendecitas encantadoras con dependientes de lo más variopinto. El resto del mundo debería huir y ver Girls, que es lo que toca, aunque dos meses después ya ni se acuerden de ella.


27 marzo 2012

Touch y otros números

Lo siento mucho, últimamente estoy aquí y allá con mis incontables personalidades en cada una de las redes sociales... cambiando contraseñas, identidades, pestañas... Me siento como Sidney Bristow en Alias que si peluca amarilla, que si peluca azul. Pero he vuelto a mi blog del alma aunque sólo sea para soltar una serie de ideas sin ton ni son.

Número 1:

Ayer se estrenó en Antena 3 "Número1" un programa blanquísimo sin más atractivo que ver a gente cantar en un escenario mientras Miguel Bosé se queda dormido. Miguel Bosé parecía emocionado durante los primeros castings, pero yo tengo otra teoría: yo creo que antes del estreno decidió quitarse las bolsas de los ojos, y le quitaron tanto que allí no había ni lagrimal en donde apoyar la gota, por eso le salían a borbotones. Estaba como perdido y aburrido, intentaba cantar las canciones pero no se sabía ninguna letra, eso sí, movía la boca porque debía parecer que las sentía. 

Un talent show debería diferenciarse del resto, pero eso parece que a España se la trae al pairo. Número 1 le robó casi 5 puntos a Tele5, por lo que queda bastante claro que es verdad que somos un país blanco y familiar. Pero digo yo que se pueden hacer cosas blancas y familiares con un poquito más de gracia, como el estupendo "Me suena tu cara" que funcionaba como un tiro.

Yo ayer estaba entregadísima al culebrón Pipi-Pepe-Sergio. Y soy fiel hasta la muerte a Mercedes Milá. Pero como tengo TIVO me lo grabé todo. Hasta la final de Quién quiere casarse con mi hijo que la vi en FF porque una tiene paciencia hasta cierto punto.

Touch:

La sombra de Lost es tremendamente alargada y el intento por llegar a idear algo parecido está a todas horas en cada cabecita creativa de Hollywood. El homenaje de Tim Kring aquí es tan claro que marea. Primero tenemos la ecuación de Fibonacci, que es esa ecuación que se puede encontrar en cualquier fenómeno natural, como la estructura de los pétalos de una rosa o la concha de un caracol. Para que nos quede claro, nada más empezar nos lo explican y lo que nos quieren decir es: "Esto no es Lost chicos, se van a repetir unos números, pero mirad, están relacionados con el orden de la naturaleza, con el destino, utilizamos una ecuación: Fibonacci, sí, con b y doble c y el resultado es el número aureo: 1,618....¿Escuchó el de la última fila?".

Al homaneje hay que sumar dos elementos más: Uno de los personajes juega a la lotería con esos números.  El actor que interpreta a ese personaje es nada menos que Titus Welliver.

 
Pero aquí por favor todo clarísimo desde el principio, asegurémonos de que nadie llore al final. La serie nos gana durante los primeros 5 minutos con un niño encantador que habla en Off, porque en On no dice ni pío. Es autista y será el encargado de solucionar los problemas de la humanidad. Él no habla pero va dejando pistas y su padre, que es Kiefer Sutherland, será el encargado de salvar al mundo, como siempre.

Así que estamos en un Lost en temporada 6 en el que los personajes se van encontrando porque una mano milagrosa los junta y todo es como un gran batiburrillo donde esta vez se respetan los idiomas y el iraní se subtitula y de pronto el mundo es mejor.


El problema de una serie como ésta es que lo que le pase a la gente que viaja de Tokyo a Nueva Delhi y pierde su móvil, e intercambia la maleta... a nosotros nos importa un pimiento.Y esto pasaba un poco con Person of interest (¿Existe alguien en el planeta que la haya visto?). Vale, va a pasar algo muy tocho pero ¿A quién? ¿y  por qué debería importarme?. Creo que me lo voy a pasar mejor si explota esa bomba que me prometes.

En 24 Jack Bauer lucha contra una amenza para salvar a unos cuantos indefensos. Hay 4 elementos que no pueden faltar para que nos quedemos pegados al sofá desde el capítulo uno: 

1) La víctima (la hija de Jack está dando vueltas por la ciudad desde el minuto uno).
2) El motivo (El futuro primer presidente negro en la historia de la humanidad va a ser asesinado).
3) El héroe (queremos ver a Jack hacerlo bien).
4) El malo (siempre hay un tipo trajeado -e irakí, sí, qué le vamos a hacer- que nos cae mal y queremos verlo morir).

A Touch le faltan 3 de estos elementos pero la sombra de Jack Bauer también es muy alargada y yo confío en mi Kiefer.

Ah! y voy a terminar diciendo que la semana pasada pillé de casualidad "The end" en Cuatro, que me lo vi entero y lloré incluso más que hace dos años.