19 mayo 2006

Interiores

Antes de hablar de "Intercambio de esposas" -a pedido del público- quisiera zanjar el tema de los dos post anteriores.

Si observamos estas fotos podemos ver dos sofás. El sofá de flores enormes del original "Married with children" y el sofá de diseño adamascado de la réplica española "Matrimonio con hijos".


Pues bien, centrémonos en el primer sofá. Una tela de redondas e inmensas flores naranjas, una tela que, casualmente ahora mismo, es el colmo de la modernidad. La estética retro ha vuelto y sí, se lleva.

Sin embargo en los 80, época en que nació la serie, este sofá era el sofá de la abuela. Era el colmo de la horterada. Era un insulto al buen gusto. Los 80 fueron los años del glamour, de la piel negra, del nuevo art decó, de la laca (la del pelo y la de los muebles) y del dorado pero nunca jamás de las flores. Las flores estaban prohibidas. Sólo las usaban en Falcon crest y a veces.

Por lo tanto, si en una serie había un sofá de estas características era porque los creadores querían dejar bien claro de qué clase de familia se trataba y por qué debían darnos tanto repeluz.

En el año 2006, al encargado de la dirección artística de la versión española de "Matrimonio con hijos" se le ocurre poner un sofá de tejido adamascado. Que así a simple vista, para los que no ojean la revista "Nuevo estilo" en la consulta del dentista, puede parecer hortera. Pero no. Es solo una ilusión. Si ahora mismo recorremos las calles céntricas de Madrid encontraremos estas telas en todas las tiendas de decoración. Ahora mismo es tendencia ¿¿Entonces qué?? ¿Que estos personajes son super modernos? ¿Que se gastan la pasta en "La oca" y por eso están todo el día quejándose del dinero? Es que no lo entiendo. No entiendo nada.

Yo creo que para hacer ficción hay una cosa imprescindible y es sentir verdadera pasión por los personajes. Y para hacer personajes hay que crear un universo, sin esto el personaje está perdido. Si esta gente no se preocupa por un detalle tan sencillo y tan definitivo como el sofá que sale en cada una de las escenas de cada uno de los capítulos, es que su serie le importa una mierda.