15 octubre 2006

Regreso a Moira

Con este título Mateo Gil pone su granito de arena al pack de películas para no dormir que tantas alegrías nos da.

Cuando nos encontramos con una peli como ésta creo que casi siempre nos hacemos la misma pregunta ¿Qué productor en sus cabales puede leer un guión así y decidir producirlo? Pero no es el caso. Aquí la pregunta es otra ¿Qué productor en sus cabales ha tenido los santos cojones de terminar de leer este guión? Porque miren que hay que tener paciencia ¿eh? Además que no haces otra cosa que pensar en eso durante la peli. Y aquí está el verdadero terror de esta entrega ¡¡¡Imaginas que te llega esto en 90 páginas!!! Y lo pasas mal.

La segunda pregunta que te viene a la cabeza es ¿Por qué Mateo Gil? Aunque en realidad la pregunta es ¿Por qué extraña unanimidad se ha decidido que Mateo Gil es un buen guionista? No creo que ser un coguionista convierta a álguien en buen guionista. Me explico. Cuando este señor escriba un guión cojonudo solito es posible que nos empecemos a plantear que lo es. Pero no ha sucedido.

Que este hombre ha escrito El Método, que es el ejemplo perfecto de como estropear una estupenda obra de teatro quitándole todo lo bueno y cambiándolo caprichosamente por novedades que no van a ninguna parte. Imaginen 12 hombres sin piedad con paradas para ir al baño. Sí, es así, salvando las infinitas distancias.

Que es el autor de Nadie conoce a nadie por Dios Santo.

Pero lo más importante de todo, es el guionista de Allanamiento de morada. Esto a mí me pone excesivamente nerviosa. Yo no entiendo por qué a la gente se le hace el culo pepsicola con este corto. Un amigo me lo recomendó y me quedé de piedra. Le dije a mi amigo "¿Has trabajado de vendedor alguna vez?", lo negó, entonces le conté que yo sí había trabajado de vendedora y que el guión del corto era exactamente igual al guión que nos daban en la editorial que hacía esas enciclopedias médicas valoradas en 200.000 pesetas y que teníamos que encasquetar a familias que no llegaban a fin de mes (yo aguanté 2 días haciéndolo porque aunque no lo parezca, tengo algo de humanidad y por aquella época más).

Pero lo que yo no entendía es donde estaba la propuesta de Mateo Gil. La venta es algo que todo el mundo conoce. Es así, cruel, cruda, despiadada. Mostrar un proceso de venta... tan normal, que la gente ve a diario... yo no entendía la gracia. Hubiera sido más interesante ver que esos vendedores necesitan el dinero tanto como esa mujer, y que tienen que luchar contra sus valores.

Pero bueno, reconozco que es algo personal y que las personas que nunca han vendido nada pueden encontrarlo original.

Al grano que me lío. Regreso a Moira cuenta la historia de Tomás (Jordi Dauder) un hombre de unos 60 años que tras la muerte de su esposa recibe una carta del Tarot que le hace volver a España para enfrentarse con su pasado. Durante el regreso recuerda su juventud en la que conoció a Moira (Natalia Millán) cuando ésta se acababa de mudar al pueblo. Tomás (Juan José Ballesta) tenía 16 años y fue a espiarla junto con sus amigos.




La película empieza con una imagen onírica y aquí el director saca su primera carta terrorífica. Porque claro, si estamos en una peli de terror y encima soñamos ¿como no vamos a sacar a un fantasma? pues eso, que sale el fantasma. Así que la cosa promete.

A partir de este momento pasado y presente se van a dar la mano en varias ocasiones. A veces metiendo el contraplano del yo futuro, y a veces metiendo ambos personajes en el mismo plano como hiciera John Sayles en Lone Star, cosa que queda estupenda cuando la usas siempre y no en una escena suelta.

La cosa es que este cambio de contraplano resulta TAN PESADO que la peli se hace lentísima. Tomás va hacia la casa de Moira, plano de Ballesta, plano de la casa, plano del viejo, plano de la casa, plano de Ballesta... En esta película caminan más que en El señor de los anillos.

Pasamos al tema tópicos que es algo así como interminable. El Tomás viejo se aloja en un hotel, recordemos que tiene una carta del tarot que quizás sea el aviso de la llegada de un espíritu así que sabemos que tiene libertad suficiente para ver todo tipo de apariciones, fantasmas, monstruos, vamos que tiene carta blanca. Entonces es bastante probable que cuando vaya al baño se encuentre con algo en la bañera no? Pues eso es lo que pasa, si es que te das cuenta a los 5 minutos de película de que los tópicos vienen a pares.

Se sube en un coche, y una no puede evitar ruborizarse, por Dios, que no esté el fantasma en el asiento trase... y está. Aquí ya es el desmadre. Y la cosa es que no te partes de risa, no, eso es lo peor. Con Balagueró me lo pasé pipa!!! pero aquí el tedio es tal que no te puedes ni reir!!!!



Estoy siendo dura?? Lo siento pero coño, yo también lo pasé fatal, que en esa hora y veinte (encima!!!) podría haber visto dos capítulos de Nip tuck o cuatro de Scrubs! Es más me lo hubiera pasado mucho mejor rellenando el impreso 130 del IRPF que tengo que entregar el lunes.

Con respecto al tiempo de la película... la segunda imagen terrorífica (la primera es en el minuto 1 recordemos) sale en el minuto 50! Que alguien por favor le explique a este chico lo que es el terror. Chicho podría haber hecho algo más que decidir el color de la portada del DVD que esto de hacer un remake castizo de Verano del 42 es estupendo pero para otro pack.

Con respecto al final... que alguien me lo explique, porque vamos, es la cosa más absurda que se ha visto en años. Piensen en todas las pelis coreanas, chinas, japonesas con tías peludas caminando para atrás, recuerden finales absurdos y seguro que no se acercan.

Pero no dejen de verla!!! Eso sí, con café y algún Termalgin.

10 comentarios:

SisterBoy dijo...

Ya la he encargado al videoclub, no he leido nada, si me la traen rapido te cuento

Anónimo dijo...

Te has saltado la de Chicho, que es la tercera, y creo, sinceramente, que te puedes despachar a gusto con ella xD Si al final la única buena va a ser la primera, veréis...

Bueno, queda Urbizu :)

SisterBoy dijo...

Bueno ¿y como se llama la de Chicho?

Deckard dijo...

La culpa. Es la siguiente que tenemos para ver.

SisterBoy dijo...

¡MARCHANDO!

Mer dijo...

pero vas a ver esta o no? o te la saltas?

Empiezo a entender dijo...

ok, lo apunto.

Reality Bit dijo...

A veces el terror es tan divertido... Y a veces el humor es tan terrorífico... Saluditos apretados

ahram dijo...

La secuencia de los aseos en "El Método" es una de las más grandes fechorías que se han cometido en un guión desde que existe el cine.
Me he pasao, pero sólo un poco.

Mer dijo...

Cuando se van al baño dije ¿me he quedado dormida y estoy soñando? Qué bajada de ritmo tan estúpida, y todo por un polvo que no viene ni a cuento.
La obra de teatro es estupenda... tiene un problema que es el final, no me gusta que la vuelta de tuerca destroce lo anterior. Pero hasta ese momento es super entretenida y los personajes (solo son 4) son mucho más coherentes.