12 diciembre 2007

La oreja que nunca estuvo allí

Ya han leído todos el artículo de Rosa Montero ¿no? Si no lo leyeron ayer sobre el papel, seguramente hoy sí porque está en todos los blogs.

A mí no me llama la atención que a Rosa Montero no le guste Dexter, porque vamos, se ve venir de lejos. Mi suegra odia Dexter, solo vio cinco minutos y tuvo suficiente. Y Rosa Montero es muy suegra. Es suegra viendo series y suegra escribiendo libros. No puedo decir qué me parece su obra, porque solo he leído uno y ha sido suficiente.

Lo que me alarma de su artículo es que habla sin saber -yo también pero no cobro- y encima le pagan por escribir cosas como ésta:

"Hoy, en cambio, se diría que el sadismo está de moda, con el agravante de que ahora las carnicerías son infinitamente más perversas y realistas. Hoy Quentin Tarantino saca en primer plano cómo torturan a un tipo rebanándole la oreja lentamente y a todos los modernos les parece la bomba".

Primero, Reservoir Dogs tiene ya 15 añitos. Segundo, Tarantino no saca en primer plano cómo torturan a un tipo rebanándole la oreja. El tipo casi siempre está en escorzo y justo cuando le van a rebanar la oreja está en un plano medio, pero es que además lo tapan. Encima el director coge y mueve la cámara a un fuera de campo inusitado y solo vemos una pared gris y una puerta. No hay oreja, no hay rebanada. Eso sí, entiendo que ella la haya visto. Ese es el poder del fuera de campo, que hace que todo lo que suceda allí se vuelva rotundo y ampuloso como las leyendas. Y eso no es sadismo, se llama elegancia, y sí, es la bomba.

Es posible que la mujer no haya visto nunca la película, y se base en apreciaciones oídas o leídas. O que simplemente haya creado una imagen de un hombre rebanándole lentamente la oreja a otro en un primer plano. A lo mejor se confunde con el ojo de Buñuel, que sí se ve enterito. El corte de la oreja nunca se vio, pero en la mente de Rosa Montero sí, y además en cámara lenta. Y si eso no es sadismo no sé qué es.


14 comentarios:

laserie dijo...

Este artículo tuyo o el de H. Casciari ponen las cosas tan en su sitio que a mí solo se me ocurre aquello de:

Qué nivel, Maribel!

Creo que cuando se hace una crítica como la que hace la sra. Montero es necesario exponer qué le parece al que la hace qué es lo que deberíamos ver. Por si nos llevamos alguna sorpresa.
Por otro lado que cosas de hace 15 años se consideren "hoy" ha actualizado de un plumazo mi fondo de armario y eso lo agradezco.

SisterBoy dijo...

A las viejunas les pasa lo contrario que a los perros, cada siete años se cuenta como uno :D

Cuando vi el articulo pense en tí ipso facto pero ya sabia que en todos los foros de teleadictos se sacaría el tema. Recuerdo que en la época de Reservoir Dogs Rosa Montero dió una entrevista en la que dijo que había abandonado la pelicula justo en el momento previo al corte de la oreja. Luego NO lo vió.

Al igual que existen correctores ortográficos en los periódicos deberían existir correctores cinéfilos cosa que la própia Montero agradeceria porque a buen seguro hoy la habran tenido frita própios y extraños con el lapsus orejil.

Del resto pues nada, la tipica gilipollez reaccionario que sale cada dos por tres. Lo que llama la atención (a quie no conozca a Rosa que yo hace años que la tengo calada) es como una persona aparentemente progresista se pone a utilizar argumentos de portavoz de la Concapa. Pero es como Elvira Lindo, harta de progresismo predicar la mantilla

Arual dijo...

RESERVOIR DOGS es la bomba efectivamente y yo no tengo el cuerpo para ver DEXTER, porque estoy muy sensiblona, pero estoy segura de que en cuanto se me pase esto la veré y pensaré que es genial.

PD1. Mi suegra jamás ha visto nada de Tarantino... jeje!

PD2. Mer por fin vi el final de la tercera temporada de LOST y me chifló, ahora voy a empaparme de todo lo que hasta ahora no había podido leer de tus post sobre la serie.

Ra está en la aldea dijo...

Pues no sabía nada del artículo de Rosa Montero, pero como tú bien dices estamos todo el día escuchando a gente hablar de cosas de las que no tiene ni puñetera idea, y, hay que joderse, nunca pasa nada.

e. dijo...

No ha visto ni cinco minutos porque si algo no es Dexter es simpático.

ahram dijo...

Lo de Rosa Montero se resume en una palabra, HIPOCRESÍA.

Mer dijo...

No lo dije porque no quería defender a Dexter, pero no es simpático es verdad. Sonríe que no es lo mismo y le cuesta horrores.

Flick&Flack dijo...

Hoy en día lo politicamente correcto impulsa la mayoría de artículos de prensa en nuestro país. Mi reducto lo componen Muñoz Molina, algo de Reverte y Boyero en cine, que por lo menos es divertido.

hombreperplejo dijo...

Por primera vez -y sin que sirva de precendente- no puedo estar de acuerdo contigo, Mer. Y lo siento, porque me obliga a argumentar el por qué sin estar a la altura de tu forma de escribir, con la que tanto disfruto.

Acabo de leer el artículo de la Montero y creo que la cosa va por otro lado. Te centras en una frase y no en el contexto de su escrito, que trata sobre la obscenidad y la violencia contemporáneas, a partir de “Dexter” y no de “Reservoir Dogs”, a la que no cita explícitamente. De hecho, si no hilas fino, su frase puede entenderse como que "si Tarantino hiciera cualquier cosa, por bárbara que fuese, mucha gente babería y le llamarían genio" y esto es lo preocupante para ella (según su posicionamiento, que es tan válido como los demás, independientemente de lo que haya escrito en el pasado o de sus vínculos familiares). No la defiendo, ni siquiera me pronuncio sobre el particular; intento analizar fríamente la causa-efecto de su artículo y tu post.

Por otro lado, admirada Mer, gracias al fragmento con el que ilustras tu post podemos comprobar que SÍ hay oreja. Y no sólo aparece ensangrentada, calentita, recién rebanada, sino que el psicópata se permite hacer la "gracia" de hablar a su torturado poli poniéndose su cercenado apéndice auditivo cerca de la boca. ¿Esto no es sadismo? ¿Y poner esa bailona música de fondo mientras se inflinge daño de esa magnitud a una persona que no puede defenderse?... Por último, ¿desde cuando es cine sólo lo que "vemos" en pantalla? ¿Acaso no es igualmente "verdad" oír los desgarrados gritos del amordazado poli mientras le seccionan la oreja "fuera de campo"? ¿No hacen el amor los amantes aunque la cámara panee hacia la ventana, por ejemplo?

Sólo eso. Sigue escribiendo así. Me encanta... aunque piensa si te ha podido esta vez algo más que tu clarividencia habitual.

Un saludo

Mer dijo...

A ver, está clarísimo que hay oreja!!! era una manera de criticar su artículo sin defender a dexter que no hace ni falta. No acierta en nada de lo que dice de Dexter y falla en la frase de Tarantino, por poner aquello de primer plano, lentamente, palabras que no pegan. Por supuesto que está bien nombrar a reservoir dogs cuando hablas de sadismo, pero tenía que habérselo currado más para que no se note que tampoco la vio.

Deckard dijo...

A mí el artículo me parece lamentable por como mezcla churras con merinas. Empieza con Dexter para irse a la violencia que ven los niños... ¿Desde cuándo es Dexter una serie infantil?

Además el hecho de no verla hace que los actos de Dexter y el por qué lo despache con vaguedades sobre Harry El Sucio y lo reaccionario. Y ese empeño en que Dexter es un sádico... joder es un PUTO ASESINO EN SERIE.

¿Y qué pasa porque sea o no encantador? ¿Qué pasa que la poli sólo coge a los antipáticos?

Ahora habría que preguntarle que hay que poner en la tele, claro que teniendo en cuenta que están censurando Barrio Sésamo para su salida en DVD casi que me lo imagino.

Wally Week dijo...

Odio esa película y a ese actor.

SisterBoy dijo...

¿Qué pelicula y qué actor?

elraspar dijo...

Mer, perder las postas disparando a Rosa Montero es despilfarrar tu arte en asuntos menores.

No entro en su labor de novelista, pues la desconozco, aunque algunas críticas de gente cercana me indican que no es tan terrible como aparenta.

Como articulista hace largo rato que da palos de ciego y utiliza cualquier lectura reciente para comentarla, solventar la papeleta y recurrir a cuatro o cinco topicazos de progre-pero-honrada que aportan poco y lucen menos aún.

Que Prisa la mantenga en un suplemento de tal calibre indica lo inmovilista del medio y la fuerza que ella y sus colegas de generación -un día jóvenes, hoy tan carcas, tanto- conservan en El País.
Ni ella, ni Rioyo, ni la Torres, ni Juan Cueto representan ya la juventud ni los tiempos que corren.

r.