29 noviembre 2007

Desaparecida y otras cuestiones

Las audiencias de ayer llaman mucho la atención. Miren:

- "Hospital Central: Tolerancia cero”: 21.3% y 3.770.000

- “El Internado: La caja de música”: 19.8% y 3.491.000

- “Desaparecida: Día 22”: 15.7% y 2.990.000

Ayer en Digital plus había fútbol, quizás eso ha influido. Pero hay varias cosas que destacar, primero, que Hospital central bajara 4 puntos y que Desparecida bajara 3. Resulta que el miércoles de la semana pasada no hubo capítulo de esta última, así que es probable que su público durante su ausencia se enganchara a los misterios de Laguna Negra, o al chico sin ombligo, pero la verdad que El internado lleva varias semanas con el mismo 19% así que posiblemente se deba a otras razones.

Antes de hablar de Desaparecida me gustaría hacer unos apuntes sobre El Internado: laguna negra. No sé si se acuerdan de que durante la temporada pasada nos habíamos enganchado a esta serie porque nos la tomábamos como una comedia, pues esta vez ni eso, ha perdido hasta la gracia, es aburridísima. Además ha pasado una cosa que sirve para explicar uno de los principales defectos de las series españolas.

Les cuento. Resulta que la primera temporada acaba con un muerto. El cuerpo de un alumno es encontrado en el bosque y cuando se lo comunican al director, durante la cena, vemos que faltan casi todos los protagonistas adolescentes. Iván (el hijo de la Torné), Marcos (el gallego), Cayetano y Roque (lo que me ha costado encontrar los nombres de estos dos en Internet porque no me acordaba). Mientras ves eso, sabes que Iván y Marcos no pueden ser los muertos, porque sino una legión de niñas enloquecidas destrozarían las instalaciones de Antena3, Roque, el de Compañeros ni de coña se puede morir, por eso de la nostalgia, así que solo queda ese que sobra. Efectivamente el muerto es Cayetano.



Cuando encuentran al crío, aquello nos da igual porque la verdad que no sabíamos nada del personaje. Y eso que estamos en la segunda temporada. Nada emociona claro, porque ese chico nos sobraba desde el principio, sus frases de diálogo podían servir para él o para el extra que pasaba por allí, ni tenía presencia ni personalidad. Pero, se les ha muerto. Así que todos sus compañeros empiezan a hablar de él, y dicen cosas muy interesantes y le dan vida a un personaje que nunca la había tenido. Se deja caer hasta que estaba enamorado de Elena Furiase, de lo que yo no me había enterado. Y de pronto, crean un flashback en el que Héctor, el director, 12 años antes, le promete a Cayetano, que es un crío, que cuidará de él. Encima el que hace de Cayetano es el niño de El orfanato que se come la pantalla y tú te preguntas, pero esto qué es. ¿El tal Cayetano tenía un pasado? ¿Pensaba? ¿Sentía? ¿Y por qué no se ocuparon antes de que lo supiéramos?

Me he cansado de leer que toda la culpa de que los guiones sean flojos es de productores y cadenas que no hacen más que pedir cambios y distorsionar las ideas sensatas. Pero yo no me imagino a un productor tachando frases de un guión "Esto no, por favor, sirve para definir al personaje ¿es que te has vuelto loco? no podemos gastar una línea en un secundario de relleno". No, no me lo imagino, y no creo que pueda pasar nunca. Por supuesto que luego está la dirección, el actor, el montaje todo puede tener la culpa. Pero vemos un producto, y ese producto es lo que cuenta, no lo que queda en el camino.

La cuestión es que un personaje no necesita una escena para él solo para definirse. Una acción determinada, una frase, un gesto preciso son suficientes. Y no, que cuente que sus padres se van a separar ni lo define ni significa nada, es una frase en la boca de un actor.

Y haber perdido la oportunidad de emocionar con la muerte de un chico es bastante grave. Hay muchos errores y lagunas en esta serie, pero nada tan importante y sin embargo tan sencillo como eso.

Sobre Desaparecida tengo bastantes cosas que decir, aunque la verdad es que nunca me he enganchado porque me parece un poco aburrida. A ver... me voy a explicar. Creo que es la mejor ficción española que hay actualmente. Creo que uno de los culpables es Miguel Angel Solá, un tipo brillante capaz de levantar cualquier porquería. Sigo explicándome antes de que me acribillen a insultos. El otro día estaba viendo una escena de la serie. La verdad que la Sargento (Esther Ortega) que ayuda a Solá no me gusta nada, está siempre seria y con la misma cara de cabreo. No me gusta ni cómo habla ni me la creo dándole réplicas a su compañero, que encima es super natural al hablar (y que tiene que luchar contra un acento que le sale del alma, difícil de ocultar). Pues esta Sargento se reúne con un hombre, director de instituto, que le habla del sospechoso. Hace el típico interrogatorio, intenta sonsacarle algo al hombre que parece reacio pero que al final se decide a hablar. Entonces vemos algo que sucede mucho en la ficción española, digamos que es una constante, da igual el género, el formato o el estilo. Siempre pasa y se debe generalmente a 1) falta de presupuesto y 2) la manía de pensar que el espectador es gilipollas. Se trata de: La explicación. O lo que es lo mismo, que un pesonaje suelte una parrafada.


Así que suena el teléfono en el despacho de Solá, es la Sargento que le cuenta lo que ha dicho el director del instituto. Pero a ella no la escuchamos, solo a Solá que lo repite "Ah, que te ha dicho que el hombre había tenido un asunto con una chica de segundo de bachillerato, vaya, esto significa que había precedentes, muy bien, ah vale, que la familia de ella no denunció... claro no querían hacerlo público... el colegio tampoco, tiene sentido..."

Pero sucede una cosa, esto, que es costumbre en una serie común, aquí toma otro cariz. Es maravilloso de la boca de Solá. Todo este interrogatorio de mierda en aquella sala del instituto es aburrido y molesto, pero Miguel Ángel Solá lo convierte en arte. Créanme lo que les digo, dejen a este hombre solo en un cuarto con un teléfono y nos hace una serie maravillosa. No necesitamos más. Estoy convencida de que Solá es la razón de que Desaparecida sea tan buena. estoy convencida de que los matices de su personaje parten de decisiones personales más que de guión. Y lo sé porque lo intuyo, porque no veo nada de eso en los demás que son más bien de cartón piedra.

De cualquier manera, quiero decir que me parece un error el punto de partida de Desaparecida. Aunque nada más enterarme de su existencia me pareció una idea estupenda. Justo en medio de la hecatombe de Portugal y los Mcann, iba a empezar una serie sobre una niña desaparecida. Pero claro, de la realidad a la ficción hay abismos. Y esto no se ideó como un documental, sino como un culebrón. Cuando estamos en un trhiller con una chica desaparecida, aunque parezca extraño y suene a tópico (la tele necesita de tópicos sobre todo si estamos hablando de TVE1 y de prime time) sólo podía tener dos salidas: Que Patricia Marcos apareciera muerta en el primer capítulo, que no apareciera muerta nunca.

Lo que no puede ser, y el medidor de audiencias me está dando la razón, es que durante 6 capítulos buscaran a una chica viva y a partir de ahí, se convirtiera en un Twin Peaks. No, no puede ser porque hay esperanzas. Tenemos esperanza de que la chica viva y no pueden jugar con nosotros. Hay un capítulo en que aparece una prostituta muerta, creían que era la chica. No, no pueden hacer eso porque nos desentendemos.

Hay dos maneras de ver series 1) verlas porque te divierten sean o no comedias 2) verlas porque te enganchan.

Esta serie no entretiene como House o como Medium, no se trata de capítulos autoconclusivos que te sirvan para pasar el rato y desconectar, no, hay que prestar atención porque se trata de un culebrón. Entonces vamos al punto dos, el culebrón tiene que enganchar, tienes que querer ver el siguiente capítulo para no perderte un hecho determinado, por ejemplo, que se besen los protas de una vez (The office), que le quiten los brackets (Yo soy Bea), que se sepa si Ellen es o no culpable (Damages) y solo pensar en perderte esa información te obliga a estar ahí capítulo a capítulo. En Desaparecida ya no vamos a ver a Patricia Marcos viva. Y la trama detectivesca es taaaaan lentaaaaaa, pasan tan pocas cosas en cada capítulo y hay tan pocos giros, que uno puede decidir saltársela por semanas enteras que es lo que está pasando ahora mismo.

15 comentarios:

Galahan dijo...

Me he cansado de leer que toda la culpa de que los guiones sean flojos es de productores y cadenas que no hacen más que pedir cambios y distorsionar las ideas sensatas. Pero yo no me imagino a un productor tachando frases de un guión "Esto no, por favor, sirve para definir al personaje ¿es que te has vuelto loco? no podemos gastar una línea en un secundario de relleno".

No lo sé con certeza, pero...
¿No te has parado a pensar que quizá, eso de tanto bagaje pasado en el personaje, es un invento "genial" sacado de la manga para la segunda temporada por alguien que decida cosas?
¿Y al ser así, no se ha podido "cebar" como se debiera, en la primera temporada....?
¿Y que, en determinados equipos de producción ejecutiva, las ideas geniales y los cambios radicales, se vivan a la orden del día sin posibilidad de sostenerlos con argumentos lógicos, por intentar buscar tramas que crean más "populares"?

Mer dijo...

Yo no critico toda la información que nos dan ahora, critico la que no nos dieron. Y me da igual el pasado del personaje, me refiero a saber como es. Solo sé que es un poco miedica, como su mejor amigo, y poco más.
No entiendo que alguien decida no darnos esas pautas. Entiendo que decidan que el personaje no nos caiga simpático porque lo van a matar, no que sea un cero a la izquierda.

Galahan dijo...

Claro. Precisamente lo que quiero decir es que igual se decidió no incidir en ese personaje en la primera temporada y ahora, alguien se ha sacado de la manga que sí se haga, sin pararse a pensar que va a resultar marciano.

Vamos, decisiones de mapas de tramas y tal, que supervisan y hacen los productores ejecutivos.

Arual dijo...

He intentado ver EL INTERNADO esta segunda temporada (no vi la primera) pero la verdad es que de mala que es da risa y todo. Creo que han mezclado en la misma coctelera Rebelde Way y Expediente X y les ha salido este engendro de bien no sé qué, afortunadamente es un excelente somnífero y no hay miércoles noche que no me quede frita viendo las aventuritas del Laguna Negra. Todo tiene su lado bueno...

Ra está en la aldea dijo...

Pero lo bueno de "Desaparecida" es que será una historia cerrada de verdad (justo de lo que nos quejábamos en Damages), con su primera y única temporada y ya.

joanarcaic dijo...

en serio que sigo sin pillar ciertas cosas de los guionistas. parece que un guion nunca es malo de inicio (siempre hay un ejecutivo, director o actor dispuesto a "joder" el invento). genial. "el rey de la comedia" no era un bluff. en serio galahan. seguro que "vuestra idea era cojonuda". entonces alguien bajo del cielo (o del despacho de arriba) para joderlo todo (sin el estilo de Jack Rudolph, claro está) y lo cambia todo. y todo el mundo accepta. todo el mundo sabe que "será un programa infumable", pero la cosa sigue adelante. (gran invento el blog, que permite decir que lo "que tenia que haber salido era 100 veces mejor que lo que realmente salio en antena").
en serio. sería cojonudo que existiera una página donde poder colgar geniales videos de humor (o del estilo que sea) guionista patrio. un lugar donde toda esa chispa y saber narrar tuviera su salida. un lugar donde el HD no tuviera importancia, "por que la calidad del video no es tan importante como lo que se quiere contar". un lugar donde esos "guionistas" tan geniales, que día a día, semana a semana se ven tan puteados, pudieran dar rienda suelta a todo su potencial, para que luego esas piezas se convirtieran en el faro que "alumbrara" la ficcion española. algo llamado Youtube, pero mas comercial. con mas gancho, a ser possible...

Deckard dijo...

Pues estoy de acuerdo con joanarcaic. Cuando algo es bueno todo el mundo saca pecho y disfruta del éxito. Cuando se critica, la culpa siempre es de otro. Siempre que oigo esas quejas recuerdo las frases mítica que todos hemos usado alguna vez:

- "Es que el profe me tiene manía".
- "Es que preguntaron algo que no entraba en este examen".

laserie dijo...

Tienes mucha razón en que es cansino leer los mismos tópicos una y otra vez: los productores son malos malísimos que lo único que saben hacer es fastidiar nuestra maravillosa obra. Ojalá algunos de los que tanto se quejan pasen al otro lado y se decidan a producir algo (la escasez de productores ejecutivos que vengan del guión es alarmante). Pero...
No hay que olvidar tampoco que la generación de personas que hoy toman las decisiones más importantes respecto a las series llegó a este mundo con el único objetivo de ganar dinero, deesatendiendo completamente los valores artísticos del medio. Con eso y en general con unas lagunas culturales enormes. Por lo tanto creo que nadie tienen toda la razón y que dependerá del caso. Y si la ficción española está como está pues seguramente es un poco culpa de todos.

laserie.

Galahan dijo...

Por supuesto que es culpa de todos. Y si lees el comentario, lanzo otras posibilidades que deben tenerse en cuenta antes de lanzar directamente el tiro al guionista.
¿Que puede ser culpa de ellos? Por supuesto. Cagadas gigantes hacemos todos (yo el primero). Pero que la responsabilidad no es sólo suya.

A las tonterías provocadoras de Joanarcaic que viene dejando en este y otro blog, me limitaré a decir que no voy a caer en la discusión demagógica de los extremos que plantea. Nadie lo expuso así, así que no voy a defender una idea que has inventado. Paso. Gracias.

De todas formas, por lo listo que pareces y lo mucho que sabes, te diré que "El Rey de la Comedia" no lo inventan los guionistas. Es un formato creado por Globomedia (arriba) y llevado a cabo por un equipo de dirección y producción ejecutiva que define el estilo, contenidos, todo y desarrollo (junto con TVE que opina y mucho). Los guionistas somos los peones que ejecutamos esas órdenes. La idea ya estaba hecha cuando se contrata al equipo.

Si alguna vez hubieras trabajado en guión de programas, lo sabrías. Deduzco que no lo has hecho, de ahí la acotación. Yo tengo mi culpa en mi parcela y el primero que la asume soy yo, pero no intentes soltar tus bravuconerías en la primera cabecita que ves que habla. Gracias.

A tonterías de "todo era perfecto" "ahora es infumable" "todo era 100 veces mejor" y más extremismos demagógicos (Que si somos geniales, bla, bla, bla... ahora resultará que cada vez que indicas algo a mejorar, por lógica directa estás asumiendo que tú lo haces absolutamente perfecto y maravilloso todo. Valiente gilipollez de pensamiento simple) para intentar sostentar tu ataque a una posición inventada ("guionistas perfectos, jefes malos"... que nunca he dicho. En concreto AQUÍ hablaba de el caso de El Internado. Simplemente. Hay miles de productores geniales y miles de guionistas que no lo somos).

Lo siento Mer por la incursión.
Saludos.

laserie dijo...

Disculpa si estoy confundido. ¿Dices que yo lanzo el tiro al guionista?.

Bueno, si es así, nada más lejos de mi intención.

Me debo haber explicado mal.

No sé. Yo creo que dgo que la responsabilidad es de todos y no solo de los productores, que normalmente son los que reciben los "tiros" en la mayoría de los comentarios en los blogs, que es de lo que hablaba. Y añado que algunos se lo merecen (por las dudas)

Galahan dijo...

Si es por mi: No. Hablaba en general, como tendencia. Pero vamos, que sólo quise (en el primero) apuntar que quizá (es que en serio, no lo sé seguro, sólo planteo otras hipótesis basándome además en las experiencias que he conocido por amistades en ese proyecto) ese problema que se indicaba (el de la falta de cohesión de la trama al respecto de la primera temporada) no es tanto culpa de un guionista (que sería mejor decir equipo) como del productor ejecutivo que es el que lleva todo ese jaleo de los mapas de trama por temporada finalmente (o el que da el visto bueno, al ser el creador de la serie).

Y no confundamos productor ejecutivo con productor.

Y es normal que en blogs de guionistas, los tiros no se los lleven tanto los propios guionistas como los jefes. Al fin y al cabo es eso. Si hubiese blogs de productores o productores ejecutivos, supongo que los tiros se los llevarían las televisiones, las distribuidoras o quien hace de su trabajo un acto dependiente.

Y por supuesto que algunos se lo merecen. Muchos, seguro. Yo el primero, jeje. Pero en este caso, quería simplemente indicar que me parece un problema de planteamiento de temporada y de giros y cambios bruscos en tramas. Y la responsabilidad la veo más en esa figura.

Saludos!

quién fuera la sargento York dijo...

Oh,qué polémica tan profunda para un domingo...
Respecto a Desaparecida (la otra no la veo porque tiene pinta de coñazo,aunque parezca una paradoja),yo también pensaba que el último capítulo sería encontrar a la chica cadáver/vivitaycoleando.Pero bueno,no me parece mal el giro de guión.
Lo de que verbalicen lo sucedido para que el espectador se entere aunque sea totalmente antinatural no creo que sea algo característico de las series españolas...es más,me atrevería a decir que se lo hemos copiado a las series norteamericanas (en cualquier capítulo de CSI,por decir una,se puede comprobar).
Y dejo lo mejor para el final:M. Ángel Solá.En mi caso es el motivo por el que veo la serie:él y su personaje.Tiene un empaque y una profundidad y naturalidad increíbles.Si hasta me he enamorado y tó...y eso que me parece que tiene cara de perro y por eso suele hacer personajes rarunos o malvados,salvo en esta serie.Y eso es lo que me engancha a mí:la tensión sexual entre la sargento y él. Cierto que le podían haber puesto a otra como partenaire.Pero bueno,es lo que hay.
Ra,pues me han llegado rumores de que habrá otra temporada.Espero que no.

Mer dijo...

Toda la razón, CSI tiene un guion horrible. Pero no te confundas, ellos son explicativos en lo que les conviene. En España es igual solo que también explican la escena del crimen, como encontraron al muerto, cuantos testigos lo vieron...

quién fuera... dijo...

Ya digo que no es cosa sólo de que CSI tenga un mal guión.Está generalizado en las series de allá.Y lo está,claro,en la medida en que les conviene...Igualico que aquí.
Si es de la escena del crimen,eso lo hacen los americanos en cada serie;si es para que nos enteremos de para qué sirve tal o cual prueba médica,no tienen reparos en explicar un médico a otro para qué sirve una ecografía (o un abogado a otro qué es el habeas corpus,o...);si tienen prisa por acabar el capítulo te sale el policía explicándole al asesino lo que ha hecho con todo lujo de detalles;o en una escena un personaje le explica al otro lo que (en una elipsis narrativa) se supone que acaban de hacer los dos...
Aquí y en Lima.

Miguel Argüello dijo...

Yo no sé de quién será la culpa, pero creo que los problemas de las series españolas (y del 80% de las películas españolas, añado) se resumen en uno: la preocupación por crear "situaciones interesantes" es tan exagerada que convierten a los personajes en marionetas que se comportan como peleles, sin personalidad ni motivaciones, al gusto del guionista, director, productor o lo que sea; el caso es forzar la aparición de una o dos situaciones con supuesto gancho, aunque sea sin ton ni son.

El ejemplo máximo de esto es una serie supuestamente muy "guay", pero que resulta ser una mierda: Cuestión de sexo. Pero da igual, EN TODAS PASA LO MISMO.

Y por cierto, The Office es portentosa. Gracias, Mer, por la convincente -¡y certera!- propaganda que le has hecho.