13 octubre 2007

Crónicas desde Sitges (tercera parte)

Primero, perdón por tantos errores de puntuación, de ortografía, de nombres de actores, directores, de cuando no los nombraba o no sabía el nombre de la película. Estas últimas entradas han sido caóticas, odio escribir desde un portátil aunque sea tan bonito como mi Alu de 12 pulgadas.

A ver, ayer se estrenó Los cronocrímenes. Era la primera vez que yo veía el Auditorio totalmente lleno. La cola giraba las esquinas pero la gente era feliz. No sé si habrá sido por el calor infernal que ha hecho durante toda la semana, pero la gente en Sitges fue feliz. Hasta yo que detesto el calor y más cuando hay una playa maravillosa y no me he llevado el biquini, lo fui.

La película de Nacho Vigalondo, como casi todo lo que él hace, revisa las pelis de viajes en el tiempo. En este caso lleva el género a lo cotidiano, un hombre está tan feliz con su mujer en su casa de Cantabria cuando... todo se trastorna. Y se trastorna tanto que la gente disfruta, salta en la butaca, se ríe y sale de la sala encantada de la vida. Porque además de ser una peli estupenda tiene un gran final.

Es una pena que no se haya llevado premio. Esta mañana, la rueda de prensa que anunciaba el palmarés se adelantó una hora. Y me la perdí, justo el día en que había logrado colarme. Pumares estaba en el pasillo refunfuñando que qué mierda de premios, que siempre lo mismo, que encima que la cambian de hora, gana una mierda que se llama The fall. Y entonces yo empecé a dar saltos de alegría porque ¡era mi favorita! Además había ido a la Masterclass de su director Tarsem Singh y me había quedado prendada. ¡Qué hombre tan encantador!. Si se estrena la peli, ya les contaré anécdotas del rodaje, son muy divertidas.

El resto de premios se los llevó Rec que ganó público, director y actriz. L' interieur, una peli francesa que me aconsejaron que no viera porque conocen mi sensibilidad hacia ciertos temas. Los que la han visto dicen que debería haber sido la ganadora. Creo que ganó el premio del jurado joven.

Actor fue para Sam Rockwell, por Joshua, una peli estupenda sobre un crío diabólico y los pobres padres que lo soportan. Él ha sido desde siempre uno de mis actores favoritos, pero la verdad que lo he visto en docenas de pelis hacerlo mejor que en esta. Para mí Karra Elejalde (Cronocrímenes) se lo merecía cien veces más.

Bueno, pues mañana subo fotos y termino con todas las pelis que he visto, que todavía quedan.

4 comentarios:

SisterBoy dijo...

Jo mira que no llevarse el bañador.

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Sam Rockwell es un crack.

Ra está en la aldea dijo...

¡¡Fotos, fotos, queremos fotos!!

Arual dijo...

Qué envidias Mer xddd!!!
Eso eso fotos....