12 junio 2006

Ideas brillantes

En un capítulo de Sienfield los protagonistas deciden vender la idea de una serie de televisión. Es una serie sobre sí mismos, una serie en la que NO PASA NADA. Jerry y George van a la reunión y éste no para de decirle a los ejecutivos que en la serie a nadie le pasa nada... simplemente es eso. Jerry intenta que George se calle pero éste sigue en sus trece, cree que esa es la ventaja, una serie en la que no pase absolutamente nada.

En todas las series pasa algo, incluso cuando no pasa nada está pasando algo. Pero si echamos un vistazo a las grandes sitcoms americanas partimos de premisas exageradamente simples:

Seis amigos viven en Nueva York y comparten dos pisos contiguos.
4 chicas viven en Nueva York y no comparten nada más que una amistad y algunos desayunos.
Un bar donde la gente se reúne y toma copas.
Un psiquiatra pijo vive en Seattle.
Una niñera cuida al hijo de un rico.
Una familia que vive en una mansión.
Una familia que vive en una casa normal.
Chica y chico viven juntos, él es gay y ella no.




Estos son los puntos de partida. Y a partir de ahí son los personajes los que la convierten en la serie que es. Que la camarera del bar sea intelectual, que uno de los habitantes de la mansión se haya criado en Brooklyn son los conflictos que dan el pistoletazo de salida. Pero a veces ni siquiera los hay. A veces "no pasa nada".

Con personajes buenos puedes meter a gente en una habitación y ya tienes una serie. Porque con estos puntos de partida la serie llega a las 10 temporadas como si nada. Todo va como la seda.

Da un poco igual a qué se dedique cada uno. Incluso en el caso de Sienfield que él sea cómico no influye para nada en el contenido del capítulo. Sus standups están ahí para complementar. Da igual que Rachel trabaje en Bloomingdales o en una cafetería o que Miranda sea abogada o médica. La cosa se liaría mucho ¿no?

Aquí si hay una niñera también es stripper.

Hace más de 7 años Globomedia crea Siete vidas a partir de una idea rocambolesca. El personaje de Tony Cantó se depierta de un coma en el que lleva muchos años. Tiene casi 3o años y se lo ha perdido todo. Es como un chico burbuja. No sabe de sexo, ni de amor, ni de cervezas. Esto hace gracia al principio, pero los creadores no se pararon a pensar a largo plazo. ¿Qué sentido tiene partir de esa idea sin hacer referencia a ella en cada capítulo? porque siempre habrá algo que él no conozca, que no sepa. Y esto no aguanta más de 4 capítulos. El personaje evoluciona, conoce más cosas. Hace el amor. ¿Y luego qué? Tenemos un chico que no se sabe qué es... antes chico burbuja ahora chico ¿normal? y a Paco que es... PACO.

¿No era mejor ahorrar dolores de cabeza y partir de un "Dos primos son vecinos, uno es Paco que es un desastre, mete la pata, no liga nada (no sé qué más hacía Paco, pero qué gracioso era) y el otro un chico guapo un poco tontín"?.

Porque vamos, el tema del coma se lo saltaron a la torera en cuanto vieron que no iba a ningún lado. Recuerdo una frase de diálogo de Toni (no me acuerdo el nombre del personaje) en el que se refería al instituto y mis cuentas no me salían, porque creo que por aquella época estaba en coma.

Luego empezaron a surgir personajes... como las termitas. Esto pasa con todas. En Con dos tacones, esa de Mónica Cervera, hay tantos que no tengo dedos para contarlos. En Aquí no hay quien viva es de locos. ¿Cuántos hay? ¿cuántos hay que hacen lo mismo que otro? ¿cuántos gays hay por dios? ¿cuántos gays han hecho ya un trío? ¿por qué esa obsesión con los tríos?

La sensación es que como no se les ocurren situaciones cojonudas, (cuando no las roban de otras series - guiones enteritos de Cheers en el caso de Siete vidas o de sí mismos en el caso de Aquí no hay quien viva-) crean nuevos personajes.

¿Por qué en Aída hay una puta, un dueño de un bar, un camarero, un tendero, el hijo del tendero, un hermano, el amigo del hermano, una abuela, sus nietos? Que a mí me hace muchísima gracia el camarero argentino. ¡Me encanta! ¡¡¡spin off ya!!!! pero 20 personajes no. Es un sinvivir.

Yo creo que cuantos menos personajes mucho mejor. Claro que para eso hay que escribirlos bien para que se basten solitos. Y cuantos más y mejores son las situaciones que viven, menos líos hay con sus profesiones, líneas familiares y su pasado, 3 cosas que IMPORTAN UN BLEDO.

18 comentarios:

SisterBoy dijo...

Bueno por algo se llaman sitcoms, comedias de situación :). La mayoría solo valen para distraerte mientras esperas la hora de la comida o para pasar la resaca un domingo por la mañana pero la verdad nunca he seguido ninguna.

Lo de repetir argumentos de todos modos tampoco es algo muy grave. Es algo bastante común en las series americanas repetir algunas historias tipicas que aparecen en casi todas ellas. Por ejemplo los capitulos navideños que homenajean a "Que bello es vivir" o a "Cuento de Navidad".

O ese otra trama clásica en la que uno de los personajes ha engañado a sus familiares dandose más importancia de la que en realidad tiene y ante la visita de estos tiene que recibir la ayuda de sus amigos para no desengañarlos.

No sé nada de las sitcoms españolas, jamás he visto un capitulo entero de ninguna.

Lucinda dijo...

Es lo difícil cuando una serie de personas quieren sacar adelante una nueva serie; es imposible no repetirse o copiar de alguna manera ciertas situaciones de otras series; y de ahí la avalancha de personajes para rellenar y cubrir cada prototipo supuesto de la sociedad de hoy: la jenny, el macarra, el niño gordo lascivo, la maruja, el gay, etc.

Por ejemplo, parece que nadie ha comentado lo increíblemente parecida que es "Enigma" a algunas cosas de CSI... pero a la española.

Mer dijo...

una cosa es copiar ciertas situaciones... otra es plagiar capítulos enteros.
Claro que en todas estas series está el capítulo de Navidad, el del padre de él, el de la hermana de ella... pues sí. Eso no es importante. Y no es a lo que me refiero.
Enigma a la CSI española? A qué te refieres?

Manga Ranglan dijo...

El psicologo pijo de NY es el mismo que el psiquiatra pijo de Seatle?

Lo peor que le veo a las series españolas es esa obsesión por el target en general. Bebes, adolescentes, treintañeros, cincuentones y octogenarios, todos revueltos para que lo vea todo el mundo. Y por supuesto que nadie pueda hacer una serie que dure 23 puñeteros minutos.
Ay, cuanto nos queda por aprender.

SisterBoy dijo...

La primera podría volver a los clásicos como cuando adaptaba a la pantalla "Fortunata y Jacinta" o "La barraca" o "Los Gozos y las Sombras".

Eran buenas y las veia mucha gente (claro que era la época de la televisión única, así que no sé si ahora cuajaria)

Mer dijo...

seattle!!! claro!! y es psiquiatra.
Pero se me entendió!

SisterBoy dijo...

No te disculpes!!! es un fallo imperdoble para una teleadicta es como si yo hubiera dicho de House "el enfermero de Calasparra"

Manga Ranglan dijo...

Y de los seis amigos de Nueva York todavia me estoy preguntando cual se ha mudado.

(Manga Ranglan malvadísima y redicha)

Mer dijo...

eran ejemplos!!!! E J E M P L O S
cualquier parecido con la reali... bah, lo cambio.

Lucinda dijo...

Ehm, Chica de la Tele (siento no haber contestado antes a tu pregunta), lo de Enigma= CSI a la española, lo saco de que, por desgracia (¿o fortuna?) una de mis hermanas es amiga de la maquilladora de los actores de esta serie, y por hacerle un favor se ve todos los capítulos, y yo por ende, algunos de ellos... y el ambiente "he visto CSI mil veces y quiero recrearlo" de los guionistas es más que patente.

Le invito a comprobarlo en su propia TV, si tiene tiempo.

Mer dijo...

¿qué es eso de Enigma?? ¿es una serie? Me la he perdido!!!

Sisterboy preocúpese de sus adicciones y deje las mías tranquilas!

SisterBoy dijo...

La verdad tampoco se que demonios es Enigma ¿por qué cadena la dan y a qué hora?

Mer dijo...

No se confunde con "Génesis"? se parece a CSI en lo referente a que no se puede estar cenando mientras se las ve.

sunny dijo...

No se si sabeis de la existencia de la serie que le dieron para él solito a Matt LeBlanc a.k.a. Joey con el mismo nombre que el personaje. Si no la habeis visto u oido hablar de ella, eso que os ahorrais.
Y que me dices de las similitudes entre "Urgencias" y "Hospital Central"?? Dios mio!! hasta Aimé se parece al pediatra balcánico (en feo claro está), Vilchez tiene el mismo carácter de la Dra. Kerry Weaver, Laura vendría a ser Abby y por supuesto Sotomayor, John Carter (y mas que se me escapan).
Genial post

Deckard dijo...

Manga Ranglan tienes razón en lo del target, no hay quien lo aguente. Si yo de pequeño me tronchaba con Las chicas de oro que eran lo más lejano a mi vida ¿qué le hace pensar a nadie que necesitas un personaje de tu edad para ver una serie?

Mer dijo...

El otro día pillamos un capítulo de Joey y eso era inaguantable.
deckard, usted siempre da en el clavo.

Lucinda dijo...

Joderrr, qué fallo. Tiene razón, es "Génesis..." entre la falta de riego sanguíneo al cerebro y el calor... y mira que estuve por la noche pensando, ¿era ese el título?

Concuerdo en que es tope desagradable de ver, en algunas escenas. Y la actuación de Verónica Sánchez es de juzgado de guardia, más seca que la mojama.

Mer dijo...

Hace bien en olvidarla. Todos deberíamos hacerlo. Verónica Sánchez lo hace realmente mal y las parrafadas de diálogos no la ayudan nada.
Diálogos explicativos, actores nada creíbles (excepto quim gutierrez que siempre está bien), y esos crímenes tan asquerosos... Le pongo un 10 en maquillaje y efectos.