01 abril 2009

Serie

A ustedes las series americanas se las traen al fresco, no vamos a estar con tonterías. Ustedes lo que quieren es que yo sea muy mala, que critique hasta la sangre para luego ser apaleada por anónimos resentidos. Ya lo sé, si yo también. Pero permítanme de vez en cuando hablar de series de verdad, que las hay y todos tenemos que verlas.

El otro día en internet hubo una trifulca interesante entre dos bloggers, uno decía que los guionistas tenían que ver series nacionales y otro decía que no. El que decía que sí defendía que un profesional tiene que estar al día de lo que se está haciendo porque será mucho más fácil enfrentarse a una reunión de trabajo y adaptarse a las posibles peticiones y porque es importante saber qué funciona, qué se hace y por qué. Yo por supuesto estoy en esta posición y añado que a veces ver lo que está mal ayuda a mejorar. Aunque algo funcione, siempre se puede mejorar.

Sigo por ahí y me planteo que la mayoría de profesionales de la televisión ven poca televisión, pocos ven series nacionales, y la que ven es televisión de calidad. Lo digo por conversaciones que tengo por ahí y porque ya he dicho cien veces que a mí el Facebook me sirve para extrapolar y generalizar. Es bastante probable encontrarte con gente del medio y comentar el último capítulo de Los Soprano, pero bastante improbable que más de uno haya visto un solo capítulo de Águila Roja. Es bastante probable que la pongan a parir, sin embargo.

Si hablas con cualquier persona del medio, guionista, directivo de televisión... todos te dirán lo mismo a la pregunta ¿Qué series de televisión ves? Veo The Wire y antes veía Los Soprano. Parece que cuesta mucho ir más allá. Parece que cuesta saber qué serie te tiene que gustar y cuál no. Da miedo admitir que uno está entregado al mainstream. Veo The office pero la inglesa. ¿Perdidos? ¡Yo lo que me bajo es El prisionero!

Sí, pero no quería hablar de esto, aunque me sirve como introducción. Quería hablar de un debate que leo últimamente, el de la nueva televisión. Está de moda esto de Yo no veo televisión, yo veo "ficción de calidad". Claro que últimamente los conceptos están algo descolocados, para mí un capítulo de Californication es televisión. Lo es porque está creado para televisión y lo mismo da que yo me lo baje en unas horas, a que me lo grabe de Cuatro un par de meses después. Yo no voy al cine, yo veo películas. ¿A que nadie se jacta de eso? La televisión la vemos pero en diferido.



Y ahora sí llego a dónde quería llegar. Por razones que no vienen al caso (mentira, la culpa es de mi novio) nunca me enganché a Battlestar Galactica. En el primer post de este blog hablé de la serie y dije que me parecía una tontería aburrida donde siempre pasaba lo mismo. Sí, pero es que no la veía, solo la escuchaba de lejos cuando pasaba cerca de la puerta del salón. Decidí empezar a verla la semana pasada y ya voy por la mitad de la segunda temporada. Me veo un capítulo mientras desayuno, 3 de madrugada y con mucha suerte puedo ver uno a la hora de comer. Voy bien. Pienso que podré ver el final en menos de 2 semanas.

Una serie de 4 temporadas intensísimas, cardíacas, me la habré ventilado en un mes. No es sano. No es natural. Yo ahora no hago más que ver cylons por la calle. Entiendo que todo sea diferente a como era antes, entiendo que internet nos ha cambiado la vida. Que todo esto es estupendo, pero quiero reivindicar el poder de la televisión como medio para que millones de personas se sienten a la vez a disfrutar de un producto. Me parece cojonudo poder coger Battlestar Galactica cuando a mí me de la gana y verla entera. Poder decidir si el cliffhanger me va a provocar una sacudida en el corazón o va a ser solo un parón de un segundo. Pero no es justo. Esta serie merecía que yo la viera una vez a la semana, merecía que después de verla compartiera mis impresiones con mis amigos. Y no ha podido ser. Ni nunca podrá ser así. La televisión es cojonuda cuando se puede compartir. Es una pena que nadie se de cuenta de eso.

Si me dan a elegir por dios, claro que me quedo con esto. Me quedo con poder ver todos los días un capítulo de Gossip girl, uno de Mujeres desesperadas, uno de Ugly Betty, uno de Lost, claro joder, por supuesto. Pero si me dan a elegir lo que realmente quiero es despertarme un lunes y saber que esa noche a las 10 voy a tener mi dosis de televisión, voy a ver mi capítulo. Ahora podemos tenerlo todo. Pero yo lo que digo es que no puede ser que se aplauda que la televisión se haya convertido en un medio individual cuando la gracia estaba en su capacidad de unir gente. Quizás es un defecto de guionista. Ellos se comen la cabeza para dejarme a mí hecha mierda durante 7 días y yo cojo y me pongo otro capítulo enseguida y estropeo toda la fiesta.

Bah, esto solo era una excusa para decir que estoy viendo Galáctica, y que estoy fascinada.


25 comentarios:

molinos dijo...

No te preocupes que ahora con la nueva ministra de cultura, seguro que vemos cantidad de series españolas a todas horas porque es de las de " defender el producto patrio". Y además es amiga de la Sgae asi que nos perseguirá para que no nos descarguemos las pelis y las series...aunque obviamente no nos descargamos nada español.
Battle star?? de verdad??...me da pereza...

SisterBoy dijo...

Opino lo mismo, me encanta eso de tener a mi disposición los doce capitulos de una temporada pero reconozco que (empezando por la llegada de las privadas y terminando en esa televisión individual de la que hablas) era mucho más divertido cuando todos veiamos lo mismo, el mismo día y a la misma hora y al día siguiente en el colegio todo el mundo hablaba del capítulo de la noche anterior de Dallas o de la pelicula del ciclo de Hitchcock que había tocado en suerte.

¿A qué Lost no sería tan divertido sin las tertulias post capitulo?

Por otro lado como ya te dije yo con Galactica tengo un problema y es que cuando pienso en ella me viene a la memoria como un flash cegador la serie de los ochenta y esos pelos moldeados del capitan Apolo y el teniente Starbuck brrrrrrrrr.

Pero dado que cuando termine la tercera de Deadwood me quedaré sin serie que ver a lo mejor le echo una visual

Mer dijo...

Te encantará. Esta no solo es otra serie, es otro deporte.

MacGuffin dijo...

So say we all, que diría Adama :)

Es cierto, ver las series semana a semana es una experiencia distinta, es otra cosa, aunque yo tampoco me quejo de poder darme maratones que no son sanos (yo también veía cylones por todas partes). Todo es televisión. Será buena o mala, nos gustará o no, pero es televisión.

Kyra dijo...

Qué gran entrada :)
La verdad es que tienes toda la razón, no es lo mismo ver una serie semana tras semana, compartiendo teorías, leyendo reviews y demás, que viendo todo del tirón. A mí me pasó algo parecido el pasado verano, cuando después de evitarlo durante meses por fin le di una oportunidad a BSG. En tres o cuatro semanas ya iba al día. Aún me faltan por ver otras grandes del mundillo de la tele, como Los Soprano y The Wire, aunque esas tendrán que caer en formato "maratón" :P

ALX dijo...

Es cierto que ver las series al día tiene su encanto, los cliffhangers tienen más impacto porque debes esperar una semana para ver como se resuelve y te da tiempo a hacer tus teorías.

Aún así, Galactica era un sinvivir, te dividían las temporadas en dos y pasaban seis meses entre el episodio doce y el trece. Y entre temporadas se podían tirar tranquilamente nueve meses de parón. Era desesperante. Y tu te la puedes ver toda seguida. Disfrútala y ya nos contarás.

MFAL dijo...

Me ha encantado tu post. Me gusta ver las series de un tirón, enviciarme, que se transformen en una terrible adicción. Cuando acabé Six Feet Under estuve una semana sin poder recuperarme, sin recobrar el aliento y deseando saber mas sobre los Fisher.
Quiero ver Battlestar Galactica, pero aún no he encontrado el momento. Cuando lo haga, intuyo que me pasara lo que a ti... o eso es lo que deseo.
Un saludo, otro día me pasaré para conocer mas en profundidad tu blog.

El Whedonista dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Whedonista dijo...

no sé: simplemente creo que son dos opciones. yo prefiero seguir series a ritmo semanal, pero si no se ha dado el caso en su momento, me meto una maratón y tampoco pasa nada. de todas formas hay series como lost o galactica que deben ser comentadas largo y tendido entre capi y capi.

en cuanto a esta última, galactica, es una serie que obsesiona, casi más que lost, diría yo. porque lost me obsesiona cuando me pongo a pensar en televisión, en narrativa, etc. pero es que recuerdo que he vivido momentos en los que sentía que en mi vida cotidiana no podía parar de pensar en galactica. "no hago más que ver cylons por la calle".
deseoso de ver tus reseñas de la serie.

Pi dijo...

Después de bastante tiempo leyendo el blog, me animo a comentar.

Mer, tienes toda la razón, pero de esta situación en la que estamos inmersos hay unos culpables clarísimos: las cadenas.

Para que yo pueda acceder de forma "tradicional" a una serie, como espectador necesito unas condiciones mínimas, que no son más que:
- Estrenos en fechas razonables. A día de hoy, tardar meses en emitir aquí una serie es provocar.
- Emisiones en días fijos y horarios aptos para el común de los mortales. No pueden ponerte Los Soprano en la FOX a las 12 de la noche los fines de semana, o Mad Men en el C+ los sábados a las diez de la noche. Y ni contamos lo de la propia FOX con la tercera de Deadwood o La Sexta con comedias como Me Llamo Earl o The Office. Y qué decir de Dexter en Cuatro o Roma, a golpes de dos o tres capítulos y a salto de mata.

Con estas dos simples premisas, la mayor parte de los "locos" que nos bajamos las series para verlas del tirón, no lo haríamos.
Ya para nota, sería emitir en dual y con unos subtítulos en condiciones, pero eso en este país es ciencia-ficción.

Pero claro... el problema es eMule, no que te pongan una serie "para toda la familia" y estirada casi dos horas a las diez, y una serie de calidad pasadas las doce, el día que quieran (serie que, por otra parte, les ha costado una pasta).

Bacharach dijo...

Tampoco era tan normal aquello de todo el mundo a ver la misma serie y luego a comentarla en el recreo. Daba un poco de miedo, demasiado 1984. Todo eso no lo cambia el emule, cambia cuando los chistes de Martes y Trece dejan de tener gracia, cuando muere la inocencia. Porque el medio no ha cambiado sólo, lo hemos cambiado nosotros. Antes nos bastaba con compartir nuestras ideas sobre éste o aquel capítulo, pero ahora queremos ser los primeros en verlo y recomendarlo. Es como el paso del bar al blog: allí podían hablar todos, ahora hablo yo y vosotros escuchais. El individualismo como valor fundamental de la experiencia: si todos viésemos Being Erica yo diría que es una mierda, pero como la veo yo sólo me vale. Y al Mentalista ese que le den, que yo estoy volviendo a ver Profit.

Mer dijo...

La cuestión es ¿los americanos tienen estos dilemas? Ellos pueden verlo todo como hay que verlo, ellos tienen la inmediatez y tienen el debate. No todos hemos elegido. Eso de ver las cosas los primeros mola, pero mola mucho más poder hablar. No se puede hablar nunca de nada porque yo voy por la tercera y tú por la quinta. Quién hablaba antes de spoilers? Eso no existía.

Yo digo que lo nuevo está bien, pero se pierde lo esencial.

Lobo Estepario dijo...

Está de puta medre eso de descargarse series, películas, música... todo. Eso sí, gratis. Si hay que pagar algo ¡qué se jodan!¡la cultura es de todos!
Yo hacía series, hacía películas. Seguramente eran malas, aunque tuveran algún éxito unas y ninguno otras, o al revés. Pero he decidio dedicarme a la constucción. Son malos tiempos, pero aún así se gana más y se llega a fin de mes, aunque eso sí, ajustado. Es que de la otra forma no se llega... Simplemente no se llega.
Pero no se preocupen, la culpa no la tienen las descargas. La culpa la tiene las malas películas que hacemos y las series de medio pelo que nos dejan hacer ¡Pero está la HBO! A tomar por el culo. Por cierto... ¡Qué series tan malas ven ustedes! Nadie dice ni una palabra de la mefistofélica Deadwood. Aunque hayan pasado unos años... Es de lo mejor y más raro que ha hecho la HBO.
Y sí, hay que ver todo, lo malo, lo bueno... todo.

Bacharach dijo...

¿Qué hacen los americanos? Los americanos tienen el DVR, que a ellos también les gusta salir a mamarse. Y series como Office, Lost o 30 Rock recogen a través del DVR más de la mitad de sus telespectadores. Y si ellos no la ven cuando se emite, sino cuando quieren, entonces están en las mismas que nosotros, pero con otro acento.
Lo que de verdad han cambiado los nuevos tiempos es que si yo quiero hacerme el listo y hablar de una que sólo veo yo, soy capaz de encontrar una audiencia que me escuche. Pero si quiero estar al día con una serie y comentarla al día siguiente de que se emita, también puedo. Y puedo hacerlo no con seis amigos del barrio, sino con diez millones de personas repartidas por medio mundo. Claro, el idioma puede ser una barrera, pero también podía serlo antes que tus amigos estuviesen viendo la serie del momento y tú entrases a currar a las diez. Por ejemplo. Si queremos hablar de la segunda de The Wire, pues sí, mal, un poco tarde, pero también podemos hablar del de ayer de House o el de mañana de Lost con un desfase horario mínimo.
Y ya que menciona lo esencial, le diré que en mi opinión lo esencial no es el arte como elemento socializador, sino el arte como arte. Si los nuevos tiempos me han permitido ver el piloto de A Dos Metros Bajo Tierra, una serie que hace quince años jamás habría llegado a este país, pues bienvenidos sean.

Arual dijo...

Mejor expresado imposible. Lo bueno de ver series de televisión geniales es poder compartirlas, comentarlas, disfrutarlas con los amigos, con la gente del trabajo, y mira yo ahora que tengo a casi todos los amigos liados con bebés en casa y sin tiempo para ver series, y con los de mi trabajo que lamentablemente sólo ven horrores de ficción nacional, sólo consigo comentar las series que veo y me gustan con mi chico, y eso es una limitación terrible, es disfrutarlas a medio gas. Me ha encantado tu post.

Borracho dijo...

Pelotas -ya me jode- es una serie que puede crecer. Pero si se dedica el Corbacho a vengarse del Boyero, mal vamos. Eso ya lo hizo Aranda... y así le fue. Como siempre, y nunca mejor dicho, tercera división. ¡Qué llegue EGB!
Algún día sabréis lo que es EGB.

quitus dijo...

buf,
en parte comparto lo que dices,
pero por otra parte, internet mas allá de ser una herramienta de descargas, también sirve para comentar, intercambiar opiniones, de tal o cuál serie.
creo que existe el error de pensar que si "te lo descargas" es mejor, y tampoco es eso.
aún así parece que la tendencia es esa. ya sea de forma ilegal (torrents) o de forma legal (colgando los programs en plan "podcast" para cada quien los vea como quiera).
creo que la gente quiere creer que puede escoger. y entre internet y una "programación cerrada" la gente siempre se sentirá mas a gusto con algo que puede modificar a su antojo. o quizás no. quizás me equivoque.......

Lady Madonna dijo...

"Bah, esto solo era una excusa para decir que estoy viendo Galáctica, y que estoy fascinada." Me encanta xDD

Pues yo te envidio por poder saltarte esos parones interminables con los que nos ha obsequiado SciFi, como decía ALX. Es cierto que las maratones matan el tempo de los guionistas, pero si llegas tarde a una serie, no te queda otra... seguirlas al día tiene el encanto de poderlas comentar al día siguiente, como antaño.

Eso sí, completamente de acuerdo con lo de que "todo es televisión", hasta las narices estoy de que la gente vaya de guay con la frase "Yo no veo televisión, yo veo "ficción de calidad"" en la boca. So say we all ;)

salu2

felix martinez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Mer.Puede que de alguna forma hayamos ganado en libertad a la hora de digerir las series, pero con esto han perdido parte de su naturaleza como "evento"

Son peliculas largas.pierden ese gancho de folletin.

Yo soy el primero que si tuviera a mi disposicion ahora mismo todos los capitulos de lost que quedan (creo que son 20) sería incapaz de no cargarmelos en una semana.

TENDRÍA que verlos.

Pero lo cierto es que la veo semana a semana y la disfruto horrores.

Para mi, por ejemplo, independientemente de la calidad de las ultimas temporadas, el final de Friends fué un momento importante.Lo preparé con tiempo, y estaba alli el dia señalado.Y mientras lo veía, entendía que esto se acababa...
Y al dia siguiente, fue una sensacion extremadamente frustrante el darme cuenta de que nada había cambiado.
para mi el final de Friends debía haber sido una experiencia generacional.Algo que recordasemos, no solo haber visto, sino haber compartido.
Yo quería salir a la calle al dia siguiente, y notar que toda la gente de mi edad hablaba sobre que Fiends había acabado para siempre, sobre lo mucho que les había gustado...no se, un momento "chanquete ha muerto",un momento "david el gnomo se ha convertido en arbol".

y el hecho de no haber podido vivir aquello como un evento, mató un poco el que yo disfrutara de parte de la despedida...

El Malvado Ming dijo...

Yo estoy de acuerdo en todo, me encanta que llegue el jueves para descargarme el capítulo de Lost, pero si pudiese apretar un botón y que me apareciese la temporada completa lo vería hasta que me sangrasen los ojos. Que es lo que estoy haciendo ahora con BG :) y que placer es ver nueve capítulos seguidos y pasarse el día pensando en mi amada Number Six y saber que llego a casa y que ceno con ella. Los torrent son lo que fue el vídeo en los 80, la felicidad extrema.

Mer dijo...

La estás viendo por primera vez?? Yo voy por el 3x3 y no me quedan uñas.

El Vengador Tóxico dijo...

Es que BS Galactica es una serie chulísima, Mer. Una de las que más enganchando me tienen, ahora que al fin he visto entera la churretosa tercera temporada (que empeora a cada capítulo), y que al menos termina decentemente. Por el contrario, la cuarta promete muchísimo.

Curioso: este mismo fin de semana he enganchado a la serie a 3 personas tras una partida al juego de mesa basado en la serie (muy bueno, por cierto). Estos tres individuos ahora me andan pidiendo los dvds. Nunca es tarde si la dicha...

Salud Y Ocio.

Corman

eduardoritos dijo...

POR DIOS, NO ME HA DADO TIEMPO DE LEER VUESTROS COMENTARIOS...

Me he visto toda galáctica en un mes (en el post de ese guionista sobre qué ver o no ver, lo comenté).

Es una salvajada, y se mete en bonitos fregados políticos y sociales (racismo, dictaduras, la democracia, la rebelión, la prensa y medios de comunicación, familia y amor, la religión...).

Y lo mejor de todo, Mer, cómprate una buena caja de clinex: EL ÚLTIMO CAPÍTULO PUEDE HACER LLORAR, maldita sea, un hombre a mi edad, casi llorando como un tonto.

Increíble serie que tenían que habernos proporcionado en pequeñas dosis (pero ya se habrían encargado de estropearla con horarios intempestivos e interminables cortes publicitarios, amén de cambios de día de emisión).

Mery dijo...

Ya me extrañaba a mí que no te hubieras enganchado a BSG jajajajajajaaa
Menos mal que has recapacitado, que normalmente coincido bastante en gustos contigo y el rechazo de galáctica me descolocabaXD

bocatadeanchoas dijo...

Esastamente. Tienes razón. Estamos perdiendo las ceremonias culturales. En casi todos los aspectos. Para ver una película, tenías que bajar a la calle, entrar al videoclub, hablar con el del mostrador, soltar una gracia, buscar, coger, pagar, hacer los preparativos y disfrutar. Antes un amigo te prestaba una desvencijada cinta, y ahora *click*. Le falta valor a eso, razones, ceremonia. En cuanto a la televisión todavía es más bestia, pero en este caso, el problema es que estamos ansiosos por ver, por tener un exceso de información. Los americanos tienen esa suerte. Disfrutan de algo común, en el mismo minuto.

Y ya en términos económicos, no es nada rentable que absolutamente todos bajemos las series en diferido. En fin, hay que adaptarse.