10 septiembre 2006

Cuatro

El 7 de noviembre de 2005 Cuatro comenzaba su andadura mediática y anoche presentó los contenidos de la nueva temporada en un show sin precedentes en la historia de la televisión nacional.

El lugar que se eligió para el espectáculo fue un salón de actos que podía ser perfectamente el del colegio de los hijos de la Siñeriz, claro que estaba todo cubierto de moqueta roja, así que seguramente era otro tipo de edificio. El salón estaba lleno de sillas blancas de oficina con patas cromadas y respaldo de plástico, así que es probable que hoy más de uno de los allí presentes esté atiborrándose de Feldenes.

Después de la estupefacción que me produjo el decorado y de escuchar durante más de 20 minutos un discurso eterno lleno de lindezas sobre la cadena (la palabra éxito se repetía tres veces en cada frase) entró el equipo cuatro. Todos los integrantes de la plantilla del canal atravesaron el patio de butacas (o de sillas) y uno a uno se fueron sentando en una grada enorme que había sobre el escenario. Miren la foto. Se tarda en llenar semejante asiento ¿eh?.


Lo que más me sorprendió del estilismo general, que era estupendo porque allí son todos muy modernos y el negro era el color predominante, fue encontrarme con que Ana García Siñeriz llevaba ¡EL MISMO VESTIDO QUE SE HABÍA PUESTO EL VIERNES DURANTE LA EMISIÓN DE SU PROGRAMA! Éste es Chanel nº 4, del que tengo mucho que decir y diré.

De la gala poco puedo decir porque mi paciencia tiene un límite. Cambié en el momento en que un hombre gordo se subió al escenario y abrió su discurso con la palabra Macbeth. No me parece a mí que esa sea una buena palabra para empezar un discurso un sábado a la madrugada.

Después de hacer zapping durante un rato volví a la gala y había un mago haciendo trucos. Así que decidí no volver nunca más.

Sobre las novedades pues no hay mucho que decir (principalmente porque no me quedé para escucharlo) pero parece que vuelven Los simuladores (una serie que no me gusta nada por lo previsible y lo lineal), Latre será el prota de una sitcom (¡qué miedo!) y la super apuesta de la cadena es un magazine diurno presentado por Concha García Campoy y atención ¡Gonzalo Miró! Buen equipo sí señor, da igual lo que diga este chico, tiene que estar siempre en la televisión. Y por si esto fuera poco en el programa también estará nuestro chef preferido Darío Barrio que no importa como cocine mientras sonría.


Pensando un poquito en la propuesta me viene la cabeza que el target que busca Cuatro es el de gente joven, moderna, cansada de tanta Esteban y tanta porquería, posiblemente también se busque un público gay (tanto Gonzalo como Darío son dos iconos, al menos para los gays que yo conozco), así que me parece una buena alternativa. Yo soy chica AR total, pero desde luego si tuviera que elegir entre entre la Campoy y el Cantizano me quedo con la Campoy, donde va a parar.

Y hablando de cuatro, tengo que hablar muy seriamente acerca de Chanel nº 4, el magazine vespertino presentado por Boris Izaguirre y Ana García Siñeriz (más conocida en el mundo cinéfilo como la mujer spoiler).


¿Pero a quién se le ocurrió mezclar a semejantes personajes? ¡No tiene sentido! Por más culto e inteligente que sea, mediáticamente Boris Izaguirre ejerce de frívolo. Es su personaje, un neurótico del estilismo, un estudioso de la parte más superficial de la sociedad, un cotilla, un histriónico. Boris tuvo la suerte de empezar su carrera con Javier Sardá que ejercía de serio. Eran como Laurel y Hardy, como Abbott y Costello, uno comedido y el otro histérico. Como tiene que ser una pareja cómica, porque ellos lo eran, sin pretenderlo claro.

En el desparecido Lo + plus, Fernando Schwartz era el serio. Máximo Pradera no. La relación entre los dos consistía en jugar al equilibrio entre lo frívolo y lo trascendental. Cuando Máximo Pradera se fue y algún directivo seguramente imbuido por un proceso gripal tomó la decisión de sustituirlo por la Siñeriz, la pareja siguió funcionando igual. Si Schwartz era el tipo serio, la otra tenía que dar la nota frívola.

Así que después de muchos años el destino y alguien sin mucho cerebro decidió que Boris Izaguirre y Ana García Siñeriz tenían que ser un equipo. Pues es un equipo de mierda.

Juntos se repelen como los polos. Gritan, interrumpen, ponen comentarios a todo -esto no lo hacía Boris en Crónicas. En medio de un debate, Boris estaba callado como una puta, supongo que porque Sardá estaba ahí manejando el cotarro. Podían estar sacándose los ojos entre los tertulianos y Boris ahí sentado sin decir ni mu-.

Ahora TIENEN que hablar, porque parece -desde fuera- que notan que el programa se queda soso si dejan a los tertulianos hablar a su bola. NO ESCUCHAN NUNCA. Están todo el tiempo pensando en qué van a decir después o durante la intervención de un invitado. No hacen más que mirarse el ombligo, son unos engreídos y unos prepotentes. Además que lo saben, porque lo comentan de vez en cuando "Rubén dice que grito mucho e interrumpo" ¡Pues haz caso coño! Llama a Sardá y que te aconseje. No hay un programa en la televisión más insoportable que Chanel nº 4. Ni uno.
Y es una pena, porque con otros presentadores (o al menos uno de ellos) sería fantástico.

6 comentarios:

Manga Ranglan dijo...

Cantizano va a estar por las tardes, por la mañana toca culebrón, concurso de parejas con Anabel Alonso y Ruleta de la Suerte.
Yo entre la gran AR y Concha me quedo con la primera, además mañana empieza fuerte: Ortega Cano y el padre de de la increiblemente telegénica austriaca cautiva.
No se yo que target gay o no gay está en casa viendo la tele a esas horas. Sólo jubilados amantes de Ines Balleter y el poli y am@s de casa fans de AR. Y los parados like me, claro, pero como no tenemos oro sólo contamos para los anuncios de Credial.

Mer dijo...

Es cierto, ayer pude ver la apuesta de Cantizano por los maltratos, como no.
Media plantilla de A tu lado se pasó a Antena3! El programa sensacionalista a tope, me pillaron desprevenida y con tanta lagrimita y tanta confesión casi me pierdo el final de Bea.
Me hace gracia que la Pantoja siga su cruzada contra tele5 cuando anoche Antena3 le dedicó un programa entero, ¡con tertulianos serios! y no hablaban precisamente de las canciones de su disco.

Ra está en la aldea dijo...

Inciso: los hijos de Ana García Siñeriz.. -Mateo y Cloe, ¡ella es tan moderna!-
Yo no puedo con esa mujer. ¡Es tan estirada! No tiene gracia ni talento ni simpatía ni cultura, ni siquiera sabe mucho de cine. Ella y Nuria Roca son los personajes televisivos cuyo éxito menos entiendo.

Mer dijo...

Bueno Nuria Roca es preciosa, pero no soporto sus emmmm, ehhhh, emmmm. Pero como se hincha cuando se queda embarazada!
El programa de Nos pierde la fama me encanta.

3'14 dijo...

Estoy de acuerdo con Ra.
No he podido ver enero ni uno solo de los programas de chanel nº4. Y es exactamente por lo que dices en el post. No podría haber desarrollado el tema mejor. Te felicito por tu capacidad de análisis.

3'14 dijo...

Fe de erratas: Donde pone enero , quise poner entero. Pero vamos, que ni en enero ni marzo o julio... podría tragarme un programa entero de ese tándem.