11 marzo 2011

Sálvame

Hace años que quiero escribir esta entrada pero me faltaba un detonante, que por fin llegó hace dos días.

Esta semana Sé lo que hicisteis intentó ridiculizar Sálvame diario haciendo una parodia y quedó en evidencia, dejando claro que hacer 4 horas de directo diario es dificilísimo e improvisarlas es prácticamente imposible. Hay que ser muy ignorante y no entender nada de televisión para deducir que un Sálvame consiste simplemente en comer y gritar. Y hay que ser muy inepto para parodiar una parodia. Pero éste ha sido siempre el error general del programa de La Sexta, que criticaba todo por igual, sin poner límites, sin entender tonos ni formatos y claro, los errores se pagan perdiendo más del 6% de share.

No sé si por la presencia de Jorge Javier Vázquez o por una decisión general, pero Sálvame diario siguió los pasos de Aquí hay tomate, eso no se le escapa a nadie. Programas como Mamma mia, Qué me dices y Aquí hay tomate revolucionaron el mundo del corazón tratándolo desde el humor, pero el tomate fue el primer programa del corazón tratado desde la parodia, introduciendo el concepto de "noticia teaser", una noticia que nunca llegaba porque la resolución no existía y todo se quedaba en el enunciado. Un enunciado que sostenía el programa de principio a fin con títulos sobreimpresos y música terrorífica. Los personajes del tomate no tenían por qué coincidir con los de un Corazón de primavera, había más frikis, más chonis de Ambiciones, más folcróricas y ni rastro de una Preysler.

Sálvame diario se creó en ese tono, pero además se tomó una decisión magistral: hacerse con un grupo de colaboradores que por sí mismos sirvieran de contenido.

El programa no necesita más, todo está dentro. Es endogamia a prueba de balas, no necesita divorcios, muertes, bodas, ni exclusivas. De cuatro horas de programa hay 15 minutos en que se habla de "famosos externos" y a veces ni eso ¿Qué me importa cuánto le tiene que pagar Espartaco a Patricia Rato? Quiero saber por qué Lidia no invitó a Kiko a su cumpleaños.

Sálvame va creando sus propios contenidos a diario. Una frase que de casualidad dice Rosa Benito a diez minutos del final, sirve para crear contenido durante los tres días posteriores, porque su yerno contesta en otro programa. Su yerno, o sea, NADIE. Pero como espectáculo es válido. Quizás la cosa no de para una semana entera, pero no importa, ya surgirá otra frase, o un plato se caerá accidentalmente causando una heridita en el pie de una colaboradora y con eso habrá suficiente para otra hora y las consecuencias de esas discusiones provocarán dos horas más, tres horas más... todo queda en casa. El exterior no importa. Lo que haga Leticia nos importa una mierda, pero la manera en que Peñafiel habla de ella es la que interesa.

Sálvame diario ha revolucionado la televisión porque no es un programa del corazón, es un reality televisado diariamente durante cuatro horas. Y esto para cualquiera puede parecer sencillo y estúpido. ¿Acaso Gran Hermano no son 24 horas de reality? Sí, pero en una semana hay 60 minutos escasos de situaciones dignas de ser emitidas. El resto son siestas y conversaciones triviales.

Pero de todas estas cosas lo que a mí realmente me fascina del programa es su capacidad para dilatar el tiempo televisivo, para hacer que algo que podría contarse en 30 segundos dure 20 minutos.

Desde que el programa dura dos horas más, la estructura ha cambiado. Antes se sentaban directamente en las mesas, pero ahora se sientan sobre las 5 y cuarto. El programa empieza a las 4. Digamos que todo lo importante sucede de 5 a 7. Durante esa primera hora presentador y colaboradores tienen que cuidarse de no decir nada trascendente, básicamente no hay guión, no hay noticias, ni siquiera promesas de noticias, sólo relleno. Un relleno impensable con otros protagonistas. Como en todo reality el carisma de cada uno de los integrantes es lo único importante. Y da igual lo que digan importa el cómo, importa el quién.

Para salvaguardarse, por si acaso vinieran tiempos de sequía, se sacaron de la manga una jugada maestra: "La caja deluxe", que sirvió para confirmar que son ellos y sólo ellos los que importan.

Sálvame es el primer reality mundial que lleva años en Antena y donde ninguno de sus protagonistas es nominado. Pueden molestarte los contenidos, puedes reirte o estar hasta el gorro de tanto grito, pero si llamas a esto telebasura es que no entiendes nada.

25 comentarios:

Arual dijo...

Tendrá mucho mérito pero vamos a mí no me interesa nada de lo que hay ahí dentro Mer.

Marypiper dijo...

pues a mi me gusta verlo, es verdad que muchas veces se ponen como verduleros pero yo me rio, y teniendo en cuenta como esta mi vida ahora mismo, ese rato que estoy frente a la tv viendo el programa al menos me entretiene y me hace olvidar cosas durante ese rato

Mer dijo...

Si no hablo de gustos, no hablo de fondo, lo que me jode es que gente que trabaja en la tele no valore un programa objetivamente notable.

Montsinya dijo...

Ostras, coincido totalmente. Televisivamente es brutal. Y sí, que sea brutal no implica que interese a todos. Todos tenemos una serie brutal pero que no nos entretiene, ¿no?

qwerty dijo...

Si juntaras a 8 viejas de mi pueblo, pones unas cámaras y emites en una tele local sus marujeos sería un éxito de audiencia pero sería la misma telebasura que sálvame.
No creo que tenga ningún mérito crear 4 horas vacías de contenido, un "relleno" de caspa, vulgaridad, cotilleo y estupidez.

Mer dijo...

Grábelas y fórrese ¿no?

Ra está en la aldea dijo...

Verdad. Puede ser inaguantable, se le pueden hacer muchísimas críticas, pero no se puede negar que es un espectáculo televisivo de principio a fin.
Más que con la caja, estoy especialmente contenta con la línea argumental que está siguiendo Víctor Sandoval (que a todo el mundo le desquicia y a mí me encanta); una telenovela en vivo y en directo ante la que río y palmoteo de placer.

Mer dijo...

Yo palmoteo cuando aparece Jon Aramendi pero por otras razones...

El callejón de los negros dijo...

Desde luego las miserias humanas en un novedoso formato.

Saludos
Antonio

hurior dijo...

Si alguien caga mierdas de 3 metros con la forma de El David hay que reconocer que es muy difícil, pero no hay que olvidar que es sólo eso, MIERDA.

Creo que no hace falta más explicación, ¿no? Y perdón por el símil, pero es que es la mejor manera de explicarlo...

Juanti dijo...

"Pero de todas estas cosas lo que a mí realmente me fascina del programa es su capacidad para dilatar el tiempo televisivo, para hacer que algo que podría contarse en 30 segundos dure 20 minutos.
".

Desde el punto de vista más comercial de la televisión es sin duda, algo revolucionario y probablemente único en el mundo. Recalco, comercial.

Y soy el primero que se ríe con las cosas que inventan y las paridas de Belén Esteban. Pero me río 30 segundos. A mi juicio, me parece una pérdida de tiempo perder 20 minutos de mi vida dedicándome a no hacer algo más útil con la cantidad de cosas que tenemos en este mundo.

Hay gente que le dedica 4 horas diarias a no pensar ni hacer nada. Luego la gente se queja de muchas cosas.

Un saludo Mer!!

Mer dijo...

Pero Juanti, no entiendo tu argumento. El coste de oportunidad de ver la tele es siempre el mismo. Acaso esos 20 minutos son más productivos si ves "Yo soy tu dueña"?

Se puede separar la televisión de lo comercial?

Anónimo dijo...

Desde el punto de vista televisivo puede que sea un fenómeno (que lo dudo), pero en estos casos valoro otras cosas como la ética y la gente que sienta allí son malas personas capaces de vender a su madre por seguir saliendo en la tele. Y yo en ese momento, me pongo en el lado del vilipendiado, del que es literalmente machacado sin capacidad de defenderse porque no está allí y lo siento, no me hace ni puta gracia.

Mer dijo...

Pero está bien que "Sé lo que hicisteis" vilipendie a los que no están allí... ¿defienden eso? ¿O tampoco?

Anónimo dijo...

Magnifica critica, Sálvame puede gustar más o menos, puedes considerar que es inmoral, pero es totalmente cierto que son magistrales en lo suyo.

Lo mejor de lo peor decía JJ, son capaces de estar 4 horas hablando de si Karmele es un topo de Enemigos Íntimos mientras te venden colchones Lomonaco o Lydia te baila un chuminero. Increíble como se alimentan de si mismos y rellenan programa sin dejar hueco al aburrimiento, un ritmo endiablado.

4 horas diarias en directo y sin guión no están al alcance de cualquiera, en este aspecto JJ es un crack como presentador (moral aparte), la dificultad de ello fue recompensada acertadamente en los Ondas le pese a quien le pese.

SLQH que siga explotando los pechos de Paula Prendes, Patricia enseñando las bragas o los chistes que insinúan que Maxim es un...bueno, no quiero ni repetir lo que insinúan...humor lo llaman ellos...al menos Sálvame no disimula su falta de moral.

Por cierto, menudo personaje el Miki Nadal, en su Twitter se puede ver como es...no sale bien parado.

Anónimo dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo, Mer

Anónimo dijo...

gritan mucho, y las historias de sus colaboradores me aburren. cambias de canal, y vuelves al rato, y siguen igual. un coñazo.

SisterBoy dijo...

Tendría que verlo para opinar lo que no es probable que ocurra pero es curioso como cuando alguien trata de hacer lo mismo (por más que sea una parodia) fracasa.

Anónimo dijo...

http://www.vertele.com/noticias/we-dont-like-salvame-pero-si-se-lo-que-hicisteis/

Nada más que decir

Juanti dijo...

Claro que sí Mer. Buena televisión y comercial no tienen por qué tener nada en común. Ejemplos: mucha televisión de pago, televisión por internet y sin ir más lejos, muchas producciones de nuestra televisión pública.

Sinceramente no creo que el coste de oportunidad sea el mismo según que a contenido te expongas.

20 minutos en televisión pueden ser de muchas maneras, muy productivos, relajantes, entretenidos, blancos, negros, formativos, que ayuden a reflexionar...

Albertini dijo...

Hola

Solo para comentarte que hemos enlazado este post en nuestra sección de Estrellas invitadas ;)

http://bit.ly/gctMof

Mer dijo...

Estupendo! Gracias!

eduardoritos dijo...

Yo también pienso que los de Sálvame son unos artistas, porque, como suelo decir de otra gente, hay que ser muy artista para hacer ese programa tan horroroso y que te siga una audiencia tan fiel.

En realidad, es fácil de entender.
Es "nuestra familia" (la de la audiencia, no la mía). Y la gente quiere saber qué pasa a su familia, y ponerlos verdes, y ver cómo se ponen verdes ellos, y ponerse de parte de uno hoy, y mañana odiarle y ser super amigo del otro.

Eso no lo puedes hacer si introduces contenido externo, se va al garete.

Si es bien fácil. Cuántas veces ha dicho tu (vuestra) madre... ¿Te has enterado de lo de la Mari? Y de ahí, dos horas para hablar de que Mari riñó con su marido.

Pues eso, pero en la tele.

Mer dijo...

Acabas de describir un reality, y es lo que es.

mami poppins dijo...

A mi me parece que Jorge Javier es muy bueno, el programa es lo que es es, pero él un animal televisivo y es muy listo sabe que lo que vende es lo que tiene en el programa y los sabe picar.

Por cierto te he descubierto por el premio de Arual y me ha encantado las cosas que he leido. Me encantan las series y veo que a ti tb, he buscado para ver que escribias de Sons´of anarchy y no he visto nada si no la conoces te la recomiendo.