14 diciembre 2010

The walking dead


He venido corriendo a escribir esta entrada cuando me he enterado de las nominaciones a los Globos de Oro. Indignada estoy de que ésta y no Breaking Bad opte al premio a mejor serie dramática, vergüenza debería darles, pero bueno, tampoco vamos a rasgarnos las vestiduras que son los Globos de Oro y hay que darles la importancia justa, o sea, ninguna.

Cuando se estrenó, The Walking Dead causó sensación. No sé muy bien por qué, si por la mano de Darabont o por todo el ruido que hacen los fans ante una serie de género y más si está basada en un famoso comic americano. El piloto de The Walking Dead nos gustó. A pesar de sus primeros minutos, que levantaron una polémica merecida.

La historia original comienza por el principio, Rick es policía y está en coma en el hospital por culpa de una herida de bala. Se despierta y se encuentra con un escenario infernal. Todo está destrozado y no queda nadie con vida. Sólo muertos vivientes.

Pero la serie empieza por un flashforward. Rick, vestido de policía, baja de su coche y recorre sigilosamente un descampado lleno de coches abandonados y cuerpos sin vida. De pronto oye un ruido. Es una niña que parece abandonada, sin embargo vemos que se trata de una zombie. Rick le dispara en la cabeza.

Una vez que vemos el verdadero comienzo: el del hospital, nos preguntamos que por qué ese capricho tonto de empezar por un flashforward que en realidad no nos sirve para nada. ¿No es más eficaz la sorpresa después del coma? No se ha acabado el mundo ¡se trata de zombies!. ¿Por qué necesitamos saberlo desde antes? Bueno, el comic es muy conocido, démosle importancia. Demos por hecho que el espectador de esta serie lo ha leído, es un guiño para ellos: "sabéis de qué va esto, vamos al meollo". Y por otro lado sienta las bases de todo lo que vendrá luego "Aquí va a haber muertes, ojo, pero además es que matamos niños". ¡Guau! estos van a por todas.

Ahora que ha terminado la primera temporada y sabemos lo que nos ha dado la serie hay que echar la vista atrás y analizar esa primera escena.

La atmósfera de esos primeros cinco minutos de serie prácticamente no se vuelve a repetir. Los zombies en ningún momento tienen esa importancia. Están ahí, son una amenaza pero muy llevadera, con un par de pistolas estos se los cargan. Los zombies son secundarios. El suspense brilla por su ausencia. No me funciona esa escena como escena de presentación. Además, tampoco hemos visto algo mucho más fuerte que la muerte de esa primera niña.



Hay un tema sobre esta serie que creo que está poco aprovechado. El mundo se ha terminado, no hay reglas ni estamentos pero uno de los supervivientes es poli. Una se imagina que tendrá que ganarse su título a base de trabajo y de lucha. Lo lógico no es que llegue y sea el líder. Digo yo. La gracia era el conflicto entre lo que es y lo que le toca ser en el nuevo universo.

Pero a pesar del principio (que no vi mal en su momento, ahora sí), los primeros capítulos me parecieron estupendos. Y más que nada la escena en la que el negro que vive en casa de Rick tiene a su mujer zombie en el punto de mira y está dispuesto a liberarla con un tiro en la cabeza. Yo no soy una experta en pelis de zombies pero nunca había visto un tratamiento igual. Hasta ahora habían sido inertes y anónimos.

Los siguientes capítulos tenían el punto perfecto de suspense. El tercer capítulo, en el que tienen que volver a la ciudad por las armas fue realmente apoteósico, narrativamente bonito, intenso y angustiante. El problema vino después... en realidad el problema vino EN EL CAMPAMENTO.

El campamento se podría decir que era como la isla. Estaban todos, el señor mayor, la rubia que ponía morritos, la morena de brazos tonificados, el chino... Cuando tienes tantos personajes, dios mío, úsalos en serio o cárgatelos pero no nos marees. No, porque no estamos para esto. Vimos una primera escena de suspense con un poli y una niña zombie ¡Danos eso! No nos metas en un LOST, ya pasamos esta etapa, ya lloramos lo que teníamos que llorar. Vimos a los coreanos decirse lo mucho que se querían. No es el momento, no lo queremos, gracias. Queremos tripas, sangre, Atlanta. De verdad.

Yo ya me mosquée en el capítulo dos cuando la rubia empezó a hablar de su hermana. También me mosquée durante el piloto cuando vi a la mujer de Rick liarse con su mejor amigo. Primero, no entendía por qué teníamos que saber que la esposa y el hijo habían sobrevivido, pero bueno, esa es cosa mía, en el comic el campamento está desde el principio y la mujer está ahí. Y segundo, que esté liada con el amigo y que eso quede claro en el piloto me parece un error. Era como si Darabont nos pusiera un cartel enorme: "¿Ven todos estos zombies? ¿Esta mandíbula sobresaliendo de la cara? ¿Estos intestinos asomando? Pues la serie no va de esto, en realidad va de las personas que luchan contra esto, ESA ES LA VIOLENCIA QUE NOS IMPORTA". Qué pereza.

Hay cosas que es mejor encontrarte en el camino pero cuando todo viene tan explicado y subrayado, qué coñazo ¿no?

Pero la cosa, lo realmente importante, lo que yo quiero criticar más que todo lo anterior es que me la suda todo. No sé donde quieren ir, ni por qué. No me interesan ni ellos, ni sus hijos ni las rubias ni la negra ni el chino ni el viejo.

Por cierto, el chino al principio empieza siendo un tipo graciosete y sarcástico y dos capítulos después llora por los rincones. Me gustan los hermanos malos y parece que son los que realmente van a dar juego de aquí en adelante.

Que vayan todos juntos de aquí para allá buscando quién sabe qué, a mí no me interesa. Y eso no es culpa mía, es culpa de querer abarcar mucho y no saber qué es exactamente lo que se quiere contar. A lo mejor la segunda temporada es una maravilla, no lo niego. Pero ésta ha sido una temporada mediocre. Yo me quedé igual. Terminó y nada se movió dentro de mí. Sentí lo mismo que cuando termina "Sálvame".

Y bueno, si digo que Sarah Wayne Callies me cae fatal, ya lo digo todo. No se puede tener esos ojos de loca ¿qué clase de personaje es ese?. El prota además me recuerda a Dan Humphrey y eso termina de descolocarme. Queremos guapos coño, que con guapos todo se lleva mejor, aunque los personajes estén escritos como el culo.


9 comentarios:

NiamigosNijuguetes dijo...

A poco que hayas leído el cómic, ves que Kirkman suelta unas parrafadas bestiales y, sobre todo en los últimos números, los zombis quedan más como un complemento del escenario que otra cosa, aunque no dejan nunca de ser amenazantes. Pero, ¿sabes qué? que ahí funciona y en la serie no.

No he podido pasar del cuarto capítulo, me pareció soporífero y ahora me da mucha pereza. Los personajes bailan en sus arcos argumentales (¿está bien dicho?) sin saber qué quieren o qué coño les pasa.

Los zombis estaban muy presentes en los primeros números y representaban una amenaza para un grupo descoordinado. En la serie parece que llevan con zombis toda la vida, sin preocuparse mucho por la vigilancia y demás.

Dead Set le da mil vueltas, escogiendo una premisa muchísimo más loca y con un ritmazo que pa qué, aunque TWD está pensada para varias temporadas. A ver qué hacen.

Mer dijo...

El último capítulo es realmente malo y nada de lo que pase te interesa. Porque ya te perdieron. El problema es el de siempre, querer hacer algo que no es.

Si quieres hacer un Lost tienes que darlo todo, no puedes pretender que nos importen unos personajes que no tienen ni gracia ni carisma. Y si no nos importan... no pueden pretender hacer todo un capítulo en torno a uno que va a morir. No jodas.

Arual dijo...

Parto de no haber leído el comic, parto de haber disfrutado con el piloto de TWD, comparto contigo la emoción vivida con ciertos momentos de los primeros capítulos (ver al hombre negro tratar de "liberar" con un disparo a su mujer zombie me dio de pleno) pero voy a tener que reconocer que los últimos capítulos, mal que me pese, también me han decepcionado, puede que tuviera el listón muy alto, las expectativas allá arriba, quien sabe, pero el final me dejó bastante fría. No sé que será de la segunda temporada, pero sólo espero un remonte digno. Yo más que un LOST la finale me recordó a la de la 1a temporada de PRISON BREAK, donde no tuve ningún interés por saber hacia donde se dirigirían el grupo de fugados tras lograr su objetivo. Ya hablaremos!

El Malvado Ming dijo...

A mi me ha parecido un soberano coñazo.

Anónimo dijo...

dame mil soberanos coñazos como ése.

Mer dijo...

Para ti todos.

Anónimo dijo...

No, deja algunos para mí.

Otro anónimo.

Mer dijo...

Pues muy orgullosos no estaréis de la serie si ni siquiera firmáis.

Q dijo...

la gente que odió Carriers ahora parece adorar The Walking Dead?